Ya decía Paquita desde lo más profundo de su ronco (nasal, mejor dicho) pecho: “Me saludas a la tuya”. Sin titubeos para luego pedir perdón por recordar con tanto encomio a la madre de alguien más. A las mamás se les recuerda en los extremos de una situación. Primero, cuando están muy enojados como Paquita y quieres agredir verbalmente a alguien.

En segundo lugar, cuando te acercas directamente tu mamá, sin que te la refresquen, para celebrar algo maravilloso o bien, para que te consuele como sólo ella sabe hacerlo. Ellas tienen ese poder de estar en puntos contrarios. Y por eso son tan maravillosas. Pero hay veces que dejan esa dulzura y cariño de madre, para convertirse en el mismo demonio.

Ejemplos abundan en los recovecos del internet, y tu mamá muchas veces se lleva el premio mayor. Sin embargo, agradecerás la mamá que te tocó tener cuando veas estas películas y descubras que hay unos que no son el demonio, sino Satán en sus peores momentos.

El conjuro

James Wan

El conjuro marcó el inicio de una de las franquicias más grandes del cine, ni qué decir dentro del género de terror. Esta cinta está basada en los casos reales del matrimonio Warren, especialistas en temas y situaciones sobrenaturales como el caso de Annabelle (una muñeca poseída) y la casa en la que se desarrolla la trama de El conjuro. Aquí no hablamos específicamente de una madre mala, sino todo lo contrario.

Lorraine Warren procuró en todo momento proteger a sus hijas y los hijos de la señora que pidió su ayuda; sin embargo, es bueno saber que nuestras madres no se dedican a espantar demonios ni seres del más allá que se quedan en la Tierra para hacernos daño… ¿o sí? Lo único que ha alejado tu mamá es a tus pretendientes y novias potenciales con comentarios fuera de lugar o las fotos de cuando eras bebé y parecías una masa amorfa. Nada de casas embrujadas, muñecas terroríficas, monjas diabólicas ni leyendas latinas.

Disponible en Amazon Prime

La bruja

Robert Eggers

Esta es una de las películas de terror más destacadas, sobre todo porque se trata de una producción independiente de A24 con una narrativa original frente a una historia ya conocida. La bruja sigue a una familia migrante que llegó a Estados Unidos durante la colonización. Es decir, la época en que el paganismo y la cacería de brujas era una norma. Así, conocemos a Thomassin, una joven que se ve obligada a aislarse de su familia al ser expulsados de la comunidad.

En medio de un bosque, la familia comienza a experimentar episodios malditos, los cuales comienzan con la desaparición del bebé. La madre de Thomassin, Katherine, ve algo en su hija que la hace dudar (un par de veces nos hace dudar a nosotros), y más considerando que a ella se le perdió su hermanito. Pero en realidad, también se trata de una mujer que no disfruta de la compañía de Thomassin y la culpa de absolutamente todo, incluso de seducir a su hermano menor y robo. Una madre que te hará agradecer el chanclazo mañanero por no levantar tu ropa o lavar los trastes que utilizaste en la noche.

Disponible en Netflix

Carrie

Brian De Palma

Es una de las películas de terror más populares gracias a varios puntos. El primero, es una cinta basada en la novela de Stephen King; y en segundo lugar, está dirigida por Brian De Palma en un lejano 1976. Carrie nos presenta a la protagonista del mismo nombre, una chica tímida e introvertida, dos elementos de su personalidad potenciados por la sobreprotección de su madre y el fanatismo religioso. La mamá de Carrie, Margaret, mantuvo a su hija sumida en la ignorancia para sólo dedicarse a temas religiosos. Por ejemplo, Carrie no sabe que las mujeres menstrúan.

La protagonista tiene poderes telepáticos y puede manipular los objetos con su mente. Esto, como esperamos, es considerado por su madre como algo diabólico, lo que propicia un tratamiento violento de Margaret hacia Carrie que, entre otras cosas, termina convirtiéndola en una verdadera amenaza. Gracias, mamá, por esas bendiciones antes de salir de casa y no ser como la Margaret de Carrie.

Hereditary

Ari Aster

Una más a la lista de películas independientes de terror que superaron todas nuestras expectativas y hasta un poquito más. Hereditary es el debut como director de Ari Aster, y su narrativa visual fue tan interesante, que la debemos poner aquí con especial atención al desarrollo de sus personajes femeninos, ambos madres de familia. La cinta sigue a la familia Graham, un matriarcado comandado la madre de Annie, quien muere y deja un legado demasiado espeluznante.

Annie comienza a ver cómo su familia se desmorona, sobre todo después de la muerte de Charlie, su hija, quien se encontraba demasiado apegada a su abuela al punto de que esta la amamantó cuando era una bebé. Hereditary, nos atrevemos a decirlo, tiene uno de los mejores finales, patrocinado por la historia de la abuela ligada a una secta satánica que termina con la familia de su hija en favor de la adoración a un demonio.

Disponible en Amazon Prime

Psicosis

Alfred Hitchcock

Alfred Hitchcock es el maestro del suspenso, de la manipulación de las audiencias y de la explotación de los sentidos en el cine. Entre su vasta obra fílmica se encuentran puntos altos, muy altos, que definieron un estilo fílmico que influye a la fecha. Y uno de esos fue Psicosis de 1960, la cual nos presentó como escenario principal el Bates Motel el cual es trabajado por la señora Bates y su hijo Norman. Un día, una joven llega para quedarse una noche, pero desaparece misteriosamente.

La madre de Norman, una señora controladora, no quiere ver a este nuevo invitado en el motel hasta que esa misma noche, mientras ella se baña, la ataca. Celos, protección, un ser manipulador, la madre de Norman es una pesadilla al grado de que descubrimos al final lo inesperado: la señora no vive, murió hace un tiempo y provocó un trauma tan grande en Norman, que desarrolló dos personalidades, y una de ellas es la de su mamá.

Disponible en HBO