A principio de 2019, HBO lanzó el documental Leaving Neverland, en el cual se presentaron los testimonios de dos supuestas víctimas que de manera distinta, experimentaron abuso sexual. Sus nombres son James Safechuck y Wade Robson, quienes paralelamente contaron cómo es que conocieron al rey del pop, sus encuentros con él y cómo es que fueron “desechados” una vez que llegaron a la pubertad.

En su momento, el documental tuvo tanto impacto que se convirtió en el tercer documental más visto de HBO en los últimos años. Asimismo hizo que quitaran las canciones de Michael Jackson de la radio, y que a su vez, los fans demandaran a las supuestas víctimas de Leaving Neverland. 

Decimos “supuestas” porque, debido a toda la polémica que giró en torno a este documental, The Blast publicó un video de 30 minutos titulado Lies of Leaving Neverland. En él se muestra una grabación en la que Wade Robson da un testimonio completamente distinto al que dio en el documental de HBO. 

Antes de que saliera este video, ya se había puesto en tela de juicio el testimonio de James Safechuck, quien aseguró que había tenido relaciones sexuales con Michael Jackson de 1988 a 1992. Según su versión, varios de sus encuentros con Michael fueron en la estación de tren, sin embargo, en Lies of Leaving… se muestran los planos y las fechas de una estación de trenes que no fue construida sino hasta 1994…

‘Lies of Leaving Neverland’ y 'Chase The Truth': los documentales que

Foto: Especial

Posiblemente una de las incoherencias más graves que puedan existir en Leaving Neverland, es toda la historia de cuando la familia de Wade Robson visitó el Gran Cañón mientras Wade se quedaba en el rancho con Michael para tener sexo con él. En la grabación se muestra a Robson y su madre hablando con los investigadores en 2016. Ahí, Joy Robson, madre de Wade, testifica bajo juramento que todos habían ido al paseo. 

‘Lies of Leaving Neverland’, el documental que “evidencia” a las víctimas de Michael Jackson

Foto: Especial

De igual forma, Lies of Leaving Neverland pone en evidencia los motivos que orillaron tanto a Wade Robson como a James Safechuck a hacer esto. Y es que según dice, el director Dan Reed esperaba que el impacto de su documental fuera el mismo que el escándalo de Harvey Weinstein, es decir, que una vez que salieran a la luz los testimonios de James y Wade, otros se sumaran a las acusaciones y en realidad… eso no fue así. Tampoco lo fueron las entradas de dinero ni las demandas millonarias de James y Wade.

Para reforzar estas aseveraciones, aparecen varios cortes de entrevistas en las que los periodistas cuestionan a Reed del porqué no colocó las dos versiones de la historia, ya sea familiares o amigos cercanos a Michael. Él, de una manera un tanto reticente y grosera no da ninguna explicación. 

El video de The Blast no es el único que trata de poner en tela de juicio la veracidad de Leaving Neverland. Según han informado varios medios extranjeros como The Mirror y The Sun, en Amazon ya se encuentra disponible el documental Michael Jackson: Chase The Truth.

En él aparecen el biógrafo y amigo de Michael Jackson, Mike Smallcombe, así como la exestrella infantil, Mark Lester y el exguardaespaldas de Jackson, Matt Fiddes. Cada uno de ellos da su versión de los hechos y hasta cierto punto, sus testimonios coinciden con Lies of Leaving Neverland, pues de igual manera toca lo del abuso sexual en la estación de tren, el “secret room” que supuestamente Michael construyó con vidrios polarizados para que no pudieran verlo, las alarmas escondidas en el piso para que él detectara si alguien se acercaba mientras tenía relaciones con algún niño, y lo del Gran Cañón. 

Si partimos de todo esto y como las entrevistas de ambos documentales lo evidenciaron, siempre existen dos lados de la historia. A principio de año vimos el lado de las supuestas víctimas que hoy, a través de narraciones paralelas por The Blast y en Chase The Truth, son refutadas con videos y documentos. Entonces, es ahí cuando nos preguntamos: ¿A quién le debemos creer?