Aunque muchos lo nieguen, todos en algún punto de nuestras vidas pasamos por una fase emo. Y no, no nos referimos a traer delineador, pantalones entubados o un fleco que asustaría a nuestras tías; más bien lo decimos porque cualquiera se ha sentido sad e incomprendido –sobre todo en la adolescencia–. Y es en esos momentos donde recurrimos a la música, ya sea para que sentirnos mejor o para seguir en la calle de la amargura.

Ciertamente, ya pasaron varios años desde que este género dominó por completo la industria musical. Hubo un momento en el que surgieron un montón de bandas en todo el mundo que expresaban casi a la perfección esa tristeza por la que pasa la mayoría de la chaviza, pero como todo lo que alguna vez es popular, en algún punto tiene que decaer o de plano desaparecer. Es por eso que recordamos con un poco de nostalgia y melancolía esa época. 

Foto: Getty Images

El festival When We Were Young nos recordó nuestras épocas emo

Sin embargo, con el anuncio del festival When We Were Young, despertó el lado emo que dormía en muchos de nosotros. El lineup es simplemente impresionante, porque reunieron a un montón de los artistas que escuchábamos en esa etapa de nuestras vidas, como My Chemical Romance, Paramore, AFI, Bring Me The Horizon, A Day To Remember, Bright Eyes, Jimmy Eat World, The Used y hasta Avril Lavigne, todos reunidos en un solo lugar.

Aunque el cartel de este festival que se llevará a cabo en Las Vegas el próximo 22 de octubre es espectacular, la verdad es que sentimos que faltaron un montón de bandas que marcaron esa época emocional que inevitablemente pasamos, es por eso que acá recordaremos los grandes olvidados en este eventazo y que por supuesto, harían que el lineup fuera completamente perfecto. ¿Están listos? Es momento de aventarnos un clavado al pasado.

10 bandas emo que faltaron en el cartel de When We Were Young
Foto vía Twitter: @WWWYFest

También puedes leer: NO ES UNA FASE, MAMÁ: 12 VIDEOS MUSICALES PARA RECORDAR CUANDO ERAS EMO

Panic! At The Disco

No cabe duda de que el nombre de Panic! At The Disco es sinónimo de la época emo dosmilera. Con su álbum debut, A Fever You Can’t Sweat Out y gracias a rolas como “I Write Sins Not Tragedies” se consolidaron dentro de esta tendencia musical. Sin embargo, con el paso de los años y discos, la banda cambió de integrantes y de sonido, sobre todo esta última parte fue importante porque quería salirse del lugar donde los encasillaron.

A pesar de que actualmente el grupo es prácticamente el proyecto de Brendon Urie, estamos seguros que verlo junto a otros actos contemporáneos a él y que cante las canciones que escuchamos en el momento sad de nuestra adolescencia, sería una verdadera maravilla. Pero ni modo, ya será para otra ocasión. Quizá –y viendo que al menos en redes el anuncio del cartel fue un éxito–, es probable que Panic! At The Disco encabeza la próxima edición del festival, ¿no creen?

The Academy Is…

Probablemente The Academy Is… no sea la banda más triste que escuchamos a mediados de los 2000 –pues tenían una onda un poco más bailable–, pero sí entraron a la generación de bandas emo de esos tiempos. Y es que quién no se peinó el fleco y se puso los tenis de cuadritos mientras sonaban rolas como “Slow Down”, “About A Girl”, “Everything We Had” “Seed” o “Almost Here”, puros hitazos de los buenos.

Sin embargo, el camino de la banda resultó ser muy inestable. Después de la salida de varios de sus integrantes originales, en 2011 anunciaron su separación, aunque volvieron cuatro años más tarde para armar una gira en la que tocaron completo su álbum debut. Aunque eso sí, desde entonces no se han vuelto a reunir y la verdad es que el festival When We Were Young pudo ser la excusa perfecta para verlos de nuevo. 

From First To Last

Subiéndole a todos los decibeles, tenemos a From First To Last. Esta banda comenzó a finales de los 90 y no fue a mediados de los 2000 cuando empezaron a ganar fama y éxito, gracias a su estilo crudo, ruidoso y por momentos agresivo, se consolidaron dentro de la escena post-hardcore y emo de Estados Unidos. Pero como lo verán a lo largo de esta lista, todas estas agrupaciones han sufrido un montón de cambios de integrantes a lo largo de los años.

Principalmente en From First To Last cambiaron de vocalista como de calzones, entre ellos figuró Sonny Moore –mejor conocido como Skrillex–, además contaron con miembros especiales como Travis Barker, Mikey Way y hasta Wes Borland. A pesar de que ya no han hecho tanto ruido como en sus inicios, hubiera sido una grata sorpresa verlos como en sus mejores épocas junto a la crema y nata del emo en el festival When We Were Young.

Escape the Fate

Casi casi de la misma oleada que From First To Last surgió Escape The Fate. Fue en 2004 cuando esta banda de Las Vegas hizo su debut y a partir de ahí parecía que todo iría de maravilla, porque representaban a la perfección el sonido y la imagen emo, pero las cosas cambiaron cuando en 2008, el vocalista Ronnie Radke fue sentenciado a dos años de prisión por involucrarse en el asesinato de un joven de 16 años, lo que provocó que lo expulsaran.

A pesar de eso y una serie de cambios en la alineación, la agrupación continúa tocando en la actualidad, de hecho lanzaron un disco en 2021, Chemical Warfare. Radke más tarde formó otra banda importante para el género, Falling In Reverse, pero la verdad es que sí hicieron falta en el lineup del festival  When We Were Young y al ser una banda originaria de la ciudad donde se llevará a cabo, los chavorruqueros se hubieran vuelto locos.

Fall Out Boy

No podíamos hacer una lista de bandas emo sin mencionar a Fall Out Boy. Y es que para muchos, las canciones de Patrick Stump, Pete Wentz, Joe Trohman y Andrew Hurley representó su etapa sad adolescente –aunque desde un punto un poco más pop–. Sobra decir la influencia que tiene esta agrupación en el género, pues a pesar de que muchos no consideren que representen el lado emo true, ayudaron a que esta música llegara al mainstream.

En 2011 se dieron un descanso bastante necesario para cambiar de aires, pero a partir de ahí, Fall Out Boy ha continuado publicando discos y saliendo de gira por todo el mundo –no olvidemos el Hella Mega Tour que armaron junto a Green Day y Weezer–. Pero siendo muy honestos, no podemos hacernos de la vista gorda, hicieron falta en el cartel del When We Were Young, porque ellos son sinónimo de esa época de nuestras vidas.

Rufio

A pesar de que nacieron como una banda de punk que tenía como influencia a NOFX, Pennywise y Bad Religion, Rufio no tardó en tomar su propio camino y se dirigieron directito al emo. Sus canciones siempre destacaron por ser rápidas y tener letras tan emocionales que a cualquier adolescente le llegarían al cora, es por eso que en cuestión de años se posicionaron como una de las agrupaciones más representativas de su generación.

Sin embargo, aunque todo parecía ser perfecto para ellos, en 2010 y luego de lanzar su cuarto material discográfico, Anybody Out There, decidieron tomarse un receso indefinido del cual no han regresado. De cualquier manera, en este evento junto a los meros meros del emo era la oportunidad perfecta para regresar y sorprender a todos los fans que seguramente todavía tienen, pero ya será para la próxima.

Alexisonfire

Alexisonfire es de las pocas bandas emo que continúan con su alineación original casi intacta. Esta agrupación surgió en 2001 casi de inmediato consiguieron el éxito que tanto esperaban gracias a su álbum debut, que no solo les valía grandes críticas, también les dio un disco de oro. Con el paso de los años, lanzaron rolas que se convirtieron en himnos sad como “This Could Be Anywhere in The World” o “.44 Caliber Love Letter”.

Después de seis materiales discográficos –siendo Dog’s Blood de 2010 el más reciente de ellos–, la banda se separó en 2011. Sin embargo, en 2015 se reunieron y a partir de ese momento continúan dando shows en otros países, aunque no han publicado música nueva en una década. Sin duda hubieran sido increíble que los incluyeran en el festival When We Were Young junto a muchos compañeros musicales y repasar esas canciones que marcaron nuestra adolescencia.

Emery

Para guitarrazos pesados y tristes, Emery se pintan solos. Fue en 2001 cuando esta banda debutó en la escena musical de Carolina del Norte, aunque tiempo después se mudaron a Seattle, donde despuntaron con canciones sumamente distorsionados, guturales y letras que nos ponían sads desde los primeros segundos. Es por eso que luego luego los catalogaron dentro de la movida emo de inicios de la década y por supuesto que aprovecharon esto.

En 2010 armaron su gira más ambiciosa junto a otras bandas del género y parecía que subirían como la espuma, pero tan solo un año después y luego del estreno de su quinto material discográfico, We Do What We Want, no volvieron a publicar música nueva. A pesar de que no se han separado e incluso siguen presentándose en vivo, no hubiera estado mal que los organizadores del When We Were Young los bookearan para el festival.

Underoath

Nos acercamos al final y es momento de hablar de Underoath, una banda que la verdad, consideramos que está sumamente infravalorada dentro del género. A pesar de que surgieron en 1997 y por mucho tiempo le entraron al punk, post-hardcore y hasta metal cristiano, inevitablemente terminaron en el emo, creando rolas ponchadas llenas de frases que cualquiera hubiera puesto en su estado de Messenger o de plano en Hi5.

Desde que hicieron su debut, han lanzado ocho álbumes de estudio y estrenarán uno más en 2022. A lo largo de los años han cambiado muy poco su sonido, aunque sus letras son más maduras e introspectivas, demostrando la evolución que han tenido como personas y músicos todo este tiempo. Y sí, continúan tocando y presentándose en distintos festivales en Estados Unidos y otras partes del mundo, pero faltaron en este eventazo sad. 

30 Seconds To Mars

Por último pero no menos importante, tenemos una de las bandas que sin duda eran sinónimo de la música emo a mediados de los 2000, ni más ni menos que 30 Seconds To Mars. Con el lanzamiento de A Beautiful Lie en 2005 y gracias a hitazos como “From Yesterday”, “The Kill” o la rola que le da nombre a este material discográfico, Jared y Shannon Leto junto a Tomo Miličević y Matt Wachter (en ese entonces), se consolidaron en la cima de este género.

Con el paso del tiempo y los álbumes, la agrupación se fue despegando por completo de ese sonido triste y melancólico que tanto los caracterizó, porque básicamente su enfoque artístico ya no era el mismo. Sin embargo, en sus conciertos por todo el planeta, siguen tocando esas rolas sad que nos volaron la cabeza en la adolescencia y no nos queda la menor duda de que hubieran sido headliners en el festival When We Where Young.

¿Qué otra banda creen que faltó en el cartel?

Me llamo Jesús pero todos me dicen Chucho. Me encanta la música y sé tocar algunos instrumentos, aunque creo que soy mejor escribiendo sobre las bandas que me gustan. Soy fan de los conciertos y festivales,...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook