‘Music To Be Murdered By’: El homenaje de Eminem a Alfred Hitchcock y la posesión de armas en EU

Con el estatus que tiene Marshall Bruce Mathers III dentro del juego del rap, no debe probarle algo más al mundo a sus 47 años. Sin importarle esto, Eminem se ha mantenido activo y repite la fórmula que en 2018 nos dio Kamikaze, al lanzar de manera sorpresiva Music To Be Murdered By, su onceavo trabajo de estudio. 

Para este disco, el rapero se pone sombrío y qué mejor que usando un concepto del maestro Alfred Hitchcock, quien en 1958 publicó el único material discográfico que ahora sirve en la narrativa de el onceavo álbum de estudio de Mathers.

En el primer video y con un sampleo de Simon & Garfunkel, Eminem critica la postura de Estados Unidos ante los tiroteos masivos, con grabaciones directas de cómo reportan los noticieros múltiples tragedias como Las Vegas, Galveston y más, para finalmente, lanzar una invitación para votar y tomar una postura al respecto. Inclusive, dedicó un micrositio para dar información sobre ONGs que van contra la posesión de armas. 

Para este disco, se apoya mucho más en su alter ego Slim Shady, quien es más ácido y violento, como se expresa en “Unaccommodating”, comparando su música con el ataque de 2017 en el concierto de Ariana Grande en Manchester. En contraste, Eminem ayudó a conseguir casi dos millones de dólares para donar a las víctimas.

Los productores involucrados son gigantes como Dr. Dre y The Alchemist, y los colaboradores incluyen a Royce Da 5’9’’, Ed Sheeran, Skylar Grey y algunas caras nuevas como White Gold, el difunto Juice WRLD, Q-Tip (sorpresa enorme) y Anderson .Paak.

Durante todo el disco, Slim Shady ataca a las figuras comunes en su discurso: la prensa, los mumble rappers, Machine Gun Kelly y demás enemigos que se ha creado durante los últimos veinte años. En “Godzilla”, dedica versos a sus detractores con acelerador a fondo y escenas que podrían sacarse de cualquier película de gore. ¿Es más rápido acá o en “Rap God”?

Para la canción dedicada a su padrastro, “Stepdad“, Mathers toma la canción “Ámame Peteribí” de Pescado Rabioso (sí, con todo y créditos a Luis Alberto Spinetta y compañía), y crea una mezcla pesada de rock con rap que funciona y se queda en repetición en tu cabeza. Junto con “Darkness” y “Lock It Up” (con Anderson .Paak), las canciones referidas son lo más relevante en un álbum que se siente a veces diluido, hasta que llega de nuevo un momento de potencia y producción brillante.

Con Slim Shady en su cabeza, logra versos más cómicos pero también violentos, y eso resulta lo mejor de este lanzamiento, lo que contrasta con temas como “Never Love Again”, “Farewell” y “Those Kinda Nights” (con Ed Sheeran), se salen de su persona de tipo rudo y giran, posiblemente, hacia un público más cercano al pop. Esto se siente incómodo en todo momento y solo hace que busques el siguiente track casi de inmediato.

Nadie pensó en una colaboración entre Hitchhock y Eminem, pero funcionó el concepto para liberar un rato a Slim Shady, a quien le aplaudimos mantenerse activo y sorprender a sus fans y hasta a sus detractores con un lanzamiento sorpresa, bien pensado y ejecutado que no esperábamos para principios de este año.

Tracklist

1) Premonition – Intro

2) Unaccommodating ft. Young M.A

3) You Gon’ Learn ft. Royce Da 5’9″ & White Gold

4) Alfred – Interlude

5) Those Kinda Nights ft. Ed Sheeran

6) In Too Deep

7) Godzilla ft. Juice WRLD

8) Darkness

9) Leaving Heaven ft. Skylar Grey

10) Yah Yah ft. Rocye Da 5’9″, Black Thought, Q-Tip & Denaun

11) Stepdad – Intro

12) Stepdad

13) Marsh

14) Never Love Again

15) Little Engine

16) Lock It Up ft. Anderson .Paak

17) Farewell

18) No Regrets ft. Don Toliver

19) I Will ft. KXNG Crooked, Royce Da 5’9″ & Joell Ortiz

20) Alfred – Outro