Aclamado, polémico, amado e incomprendido… Para calificar a Frank Ocean hay muchos adjetivos y con todo eso encima, hay una cosa que es justo decir: es uno de los artistas más importantes de los últimos años. Para muchos, de hecho, es el salvador del R&B, aquel que revivió la raíz más antaña del género y la trajo a la época moderna.

Y esto último es debatible por aquello de que ‘en gustos se rompen géneros’, pero la crítica y su trabajo lo avalan como tal o al menos, tiene las credenciales para ser considerado así. Parte de ese estatus se comenzó a cimentar gracias a Channel Orange, su debut como solista que no solo lo puso en el mapa de la escena lejos de Odd Future, sino que le abrió un poco la puerta para expresar abiertamente su sexualidad.

La historia detrás del romance que inspiró "Forrest Gump" de Frank Ocean
Frank Ocean. Foto: Especial

Así lo hizo en algunos tracks de ese disco, de entre las cuales destaca “Forrest Gump”. Para esta ocasión de la Historia detrás de la canción, hablaremos un poco sobre este rolón, el trasfondo y la liberación que supuso no solo esta canción, sino todo ese álbum para Frank Ocean.

Frank Ocean y su debut como solista

Frank Ocean supo romper estereotipos… Si bien él fue una de las piezas clave dentro de Odd Future (ese emblemático grupo de rap junto a Tyler, The Creator y compañía), la estela típica del ‘rapero duro y mal hablado’ no era su etiqueta más representativa.

Más cantante que rapero, Ocean se abrió paso como solista con Channel Orange, disco que lanzó el 10 de julio de 2012 y con el que le mostró al mundo que tenía un potencial tremendo para entrarle al R&B, al neo soul, al funk de fusión psicodélica… Vaya, es una exploración musical que pocos plasman en un disco. Y qué decir de la tremenda gama de colaboradores como John Mayer, Andre 3000 (Outkast), el mismo Tyler, The Creator, Pharrell Williams…Una joya de álbum, sin duda.

Pero es que, como dijimos al principio, de este material discográfico destacan muchas cosas más allá de lo que evoca musicalmente. Y no solo impacta por la magia en las melodías o su impacto mediático como un debut excepciona; también por el valor personal que el disco tiene para el mismo Frank, quien esconde una historia de amor en canciones como “Forrest Gump”.

La historia detrás del romance que inspiró "Forrest Gump" de Frank Ocean
Portada de ‘Channel Orange’. Foto: Def Jam Records

También puedes leer: ESTA ES LA HISTORIA DETRÁS DE “ROOSTER” DE ALICE IN CHAINS Y SU EMOTIVO SIGNIFICADO

El misterioso amor detrás de “Forrest Gump” y la liberación del cantante

Un peculiar nombre para una canción espectacular. Sí, eso es “Forrest Gump”. Y sí, también es una mención honorífica muy interesante sobre la película de Tom Hanks, donde el personaje se hizo conocido por sus épicas corridas y e incansables caminatas.

La referencia es clara pues en la canción, Frank le dice a su persona amada “you run my mind, boy” (corres en mi mente, chico). Y ahí fue cuando los medios, la crítica y el público en general especularon sobre la sexualidad del cantante. ¿Estaba él cantándole en realidad a un hombre? El público y los medios se cuestionaron eso y él sabía que eso pasaría.

La historia detrás del romance que inspiró "Forrest Gump" de Frank Ocean
Frank Ocean. Foto: Getty

Sabía que estaba escribiendo de una manera que la gente preguntaría… dijo en 2012 a The Guardian. Se le preguntó en ese momento por qué no había usado en su letra un sujeto neutral como la palabra ‘you’ (tú), pero él explicó: “Cuando escribes una canción como ‘Forrest Gump’, el sujeto no puede ser andrógino. Requiere una cantidad de esfuerzo innecesaria. No le temo a nadie… Sí, pude haber cambiado las palabras, ¿pero para qué?”remató en esa entrevista.

¿Quién era ese muchacho, ese ‘tú’ implícito al que le dedicaba la canción? Pues bien, días antes del lanzamiento de Channel Orange, Frank Ocean escribió en su cuenta de Tumblr una nota donde hablaba de un viejo amor de hace años. Hablaba de un chico, del que nunca reveló el nombre, pero del que se pronunció como su verdadero primer gran amor.

“Cuatro veranos atrás, conocí a alguien. Yo tenía 19 años y él también. Pasamos ese verano y el anterior, juntos. Casi todos los días. Y cuando estábamos juntos, el tiempo se deslizaba. La mayor parte de día lo veía a él y su sonrisa. Escuchaba su conversación y su silencio hasta que era momento de dormir. Y ese momento lo compartía a menudo con él. Cuando me di cuenta que estaba enamorado, eso era algo maligno, no había esperanza, ni opción. Fue mi primer amor y cambió mi vida”.

Al final de la carta digital (que puedes leer entera POR ACÁ), el cantante dijo “ya no tengo más secretos… Soy un hombre libre“. Nunca se autodenominó gay o bisexual textualmente en el escrito, pero ese mensaje, tan liberador como la canción y el disco en general, eran un momento liberador que sin duda necesitaba para no esconder más su sexualidad. Adjetivos más o adjetivos menos, lo importante era que Frank estaba libre de prejuicios sobre sí mismo.

Redactor de música, entretenimiento y otras cosas cool en SopitasFM como parte de Sopitas.com. Recién (o ya no tanto) salido de la carrera de comunicación y periodismo de la FES Aragón UNAM. "La música...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook