Por: Ruy Martínez

¡Oh el Vive Latino! Nuestro festival, nuestra fiesta, nuestra reunión anual con esos amigos que ya no ves porque se casaron y tienen mil hijos y solo ese día la suegra acepta cuidarlos. Dos días al año en los que todo puede pasar y cuando decimos todo es ¡todo!

Durante dos décadas el festival nos ha regalado grandes presentaciones. Cómo olvidar la reunión de Caifanes en 2011 o a Arcade Fire en 2012; las presentaciones de Damon Albarn ya sea con Blur o Gorillaz. También aquella vez que The Prodigy (RIP, Keith Flint) y Chemical Brothers nos pusieron de cabeza con su intensidad sin igual.

11 momentos que convirtieron al Vive Latino en el rey de los festivales

Sin embargo, la magia del Vive no se encuentra sólo en esas presentaciones de las grandes bandas. ¡No! En el festival han existido momentos únicos que muestran la idiosincrasia del mexicano en ocasiones llegando a ser protagonizados por el propio público y no por los músicos arriba del escenario.

Es por eso que decidimos hacer un conteo de aquellos momentos que ayudaron a cimentar la leyenda del Vive Latino como el mejor festival de música en Latinoamérica.

PÚBLICO

1.- El crowd surfing del chavo en silla de ruedas con Lost Acapulco

Empezamos por este por tratarse de uno de los momentos más emotivos en la historia del festival.

Lost Acapulco, la banda más importante de surf del país, estaba tocando en el escenario principal a eso de las 3 de la tarde cuando a alguien se le ocurrió levantar a un chico en silla de ruedas para que pudiera disfrutar del show.

De inmediato la gente lo cargó y lo fue pasando hasta adelante provocando el crowd surfing más badass en la historia del festival. Sin duda un momento que nos demuestra que la solidaridad del mexicano puede aparecer cuando menos te lo esperas.

2.- Las interminables batallas entre gradas y general

Aquellos que vivieron las primeras 10 ediciones del Vive Latino no nos dejarán mentir que un momento cumbre cada año eran las famosas batallas de basura, en especial las que se hacían entre aquellos que se encontraban en las gradas y los que veían el festival desde la pista, siendo estos últimos los que normalmente iniciaban la guerra al grito de ¡putos los de arriba! (eran otros tiempos).

3.- Coincidencias meteorológicas

Siguiendo con las leyendas, existen dos momentos en los que el clima y el ambiente se pusieron de acuerdo para presenciar una situación épica. Lamentablemente los videos no le hacen justicia al momento que se vivió. La primera fue en 2008, Jarabe de Palo tocaba en el escenario Azul y justo cuando empezó a tocar “Agua” empezó a llover.

Lo mismo pasó con Los Bunkers en 2009 mientras sonaba “Llueve sobre la ciudad”. Estos momentos son difíciles de comprobar pero sin duda nos quedamos con la leyenda.

4.- Cuando abuchearon a Calle 13 del escenario… y regresó para su revancha

Ya hablamos de que el Vive Latino pasó de ser un festival de rock a ser un conjunto de actos musicales con un abanico bastante diverso que abarca desde el rock más tradicional hasta el reggaetón más sucio.

Sin embargo, en 2007 las cosas no eran como hoy y cuando Calle 13, con tan solo dos discos y aún sin tener colaboraciones con Café Tacvba o Rubén Blades, se subió al entonces escenario Azul y se topó con un público hostil que previamente se había organizado para abuchear al dueto puertorriqueño.

René aguantó vara y respondió a los ataques presentando a sus músicos en solos previos a cada canción. Lo curioso es que mientras eso pasaba otro momento histórico ocurría en el escenario principal, pero de eso hablaremos en el siguiente punto.

La revancha de Calle 13 llegó tan sólo 3 años después cuando se presentó en el escenario principal en horario estelar poniendo a bailar a cerca de 40 mil personas. Para ese entonces ya era una banda mucho más famosa y contaba con un cuarto disco que incluía una colaboración de Omar Rodríguez de The Mars Volta.

También ya llevaban bajo el brazo varios premios Latin Grammy entre los que se incluyen Mejor Video Musical, Mejor Álbum de Música Urbana, Álbum del Año y Grabación del Año. Buena revancha, ¿no?

5.- Calle 13 no fue el único rechazado, a Natalia Lafourcade también le tocó y se desquitó

En 2003, Natalia Lafourcade no gozaba del respeto que hoy tiene en el público del Vive Latino. Sus canciones sonaban más a pop y eran muy distintas del gran trabajo de cantautora que realizó años después.

Por esta razón fue que el público intolerante de ese tiempo descargó su ira en forma de botellas de agua para bajar a la originaria de Veracruz. Dato curioso: este acto provocó que se prohibiera la venta de agua y refresco en su envase y pasara a ser vendido en los vasos de cartón.

Sin embargo, en 2011, Natalia tuvo su revancha al llenar el escenario del Estadio Palillo y dar uno de los mejores shows en la historia del festival.

6.- El accidente de Ely Guerra

La séptima edición del festival en 2005 dio de qué hablar y pasó a la historia pues, era la tarde y Ely Guerra se encontraba dándolo todo sobre el escenario cuando por accidente enseñó de más impresionando a más de uno. Si bien la cantante se rió y continuó como si nada hubiera pasado, el hecho pasó de boca en boca y hoy es considerado como uno de esos momentos más chistosos en la historia del festival.

11 momentos clave para convertir al Vive Latino en el mejor festival iberoamericano

Foto: Cortesía

7.- El “Muere Latino”

Después de la tercera edición del festival en 2001, Ocesa decidió tomarse un año y regresar con todo en 2003 para ofrecer un festival renovado y fresco, sin embargo, no todo salió como se esperaba.

Una mala logística provocó que el agua no llegara a los puntos de venta, lo cual tuvo como consecuencia que no se vendieran líquidos desde las 7:00 de la noche. Esto ocasionó varios casos de deshidratación entre los asistentes que no podían acceder ni siquiera a cerveza, ya que por ley no les estaba permitido venderla sin una opción no alcohólica en el menú. Al día siguiente los medios de comunicación bautizaron a esa edición como el “Muere Latino”.

11 momentos clave para convertir al Vive Latino en el mejor festival iberoamericano

Foto: Cortesía

De acuerdo al libro de 20 Años del Vive Latino, recuerdan que esta cuarta edición tuvo una de las crisis más fuertes y que de hecho, el agua, refresco, cerveza y comida se agotaron a las 5:00 de la tarde.

“Nos dimos cuenta de que no se iba a lograr reabastecer porque cuando se intentaba trasladar a los puestos un diablito con agua o chelas, desaparecía en la rapiña sin siquiera llegar a su destino. La bodega con suministros se encontraba lejos, no alcanzaban a cruzar el trayecto sin que una vorágine cayera encima. Tuvieron que llamar a Protección Civil para resguardar a quien se atreviera a llevarlos, pero no había tal valiente, se lee.

PRESENTACIONES

8.- Cuando el sonidero y Pablito Mix llegaron al VL

No cabe duda que la edición 2014 ha sido la más ambiciosa del festival hasta ahora, empezando con la duración, ¡cuatro días! Sin embargo, por lo que ésta edición será recordada es por la apertura que se dio a géneros que tradicionalmente eran rechazados por la comunidad rockera tales como la cumbia, el norteño y el reggaetón.

Todo empezó el jueves con la presencia de Pablito Mix. Sí, ese que ahora todos aplaudieron en el EDC y que se paró en un escenario del Vive Latino para poner a perrear incluso a aquellos que juraban odiar el género con todo su corazón.

Durante el resto del festival se presentaron también sonideros clásicos de la CDMX como lo fueron Sonido La Changa o Sonorámico. Aunque la presentación que más llamó la atención ese año fue la de Los Tigres Del Norte, mostrando la evolución del festival de “Dos días de puritito rock & roll”, en 1998, a “Festival Iberoamericano de Cultura Musical”, en 2014.

9.- El día que Los Ángeles Azules pusieron a bailar a miles de rockeros

Sí, el 2014 marcó el año de la diversidad musical, sin embargo esto no hubiera pasado sin que Los Ángeles Azules sentaran precedente en 2013.

Cuando salió el cartel de esa edición y la gente vio el nombre Los Ángeles Azules a lado de sus ídolos rockeros, las redes estallaron con insultos contra los organizadores y sus respectivas madres. Pero el mero día ya con unas cervezas encima, no hubo quién se resistiera a bailar cada uno de los éxitos del barrio traídos directamente desde Iztapalapa.

Ayudó también que figuras como Saúl Hernández y Jay de la Cueva subieran al escenario a reinterpretar esos éxitos haciendo la transición de rockero a cumbianchero mucho más fácil.

10.- Gustavo Cerati

¿En serio tenemos que decir más? La única presentación del genio argentino en el Vive Latino se dio en su mejor momento, justo en la gira del Ahí Vamos en el 2007 (mientras bajaban a Calle 13 en un escenario Gustavo la rompía en otro). Épico.

11.- Babasónicos saliendo de sorpresa

Los actos sorpresa del Vive Latino fueron durante sus primeras ediciones momentos legendarios. Y cuando decimos legendarios nos referimos a que corrían historias entre los asistentes de presentaciones fantasma que nunca existieron llegando incluso a afirmar que Manu Chao se había presentado de sorpresa –entiendan, no había redes sociales en ese tiempo y esas eran las fake news del 2005–.

Esto no significa que no hubieran existido verdaderos actos sorpresa en el festival. Uno de los mejores fue cuando Babasónicos se subió de sorpresa en el extinto escenario Azul (ubicado en el Autódromo Hermanos Rodríguez). Fue en en el 2006 y sorprendió con un set que incluía varias canciones de su primera época, cosa que sorprendió a propios y extraños.

Desgraciadamente no existen videos de calidad de esa presentación pero aquí te dejamos lo más rescatable.

12.- Café Tacvba en el Vive Latino 2012

Café Tacvba es una de las bandas que más veces se ha presentado en el Vive Latino. En total y contando su acto sorpresa en 2005 y la de 2019, son siete. Sin embargo, la presentación más memorable del cuarteto de Satélite fue en 2012 cuando cerró las actividades del día sábado en el escenario principal.

Lo destacable de esta presentación fue el montaje del escenario empezando por Rubén llegando al escenario en un bocho-taxi volador interpretando “Chilanga Banda”. El set repasó hits de toda su carrera además de ser la última vez que tocaron “La Ingrata” en el festival antes de retirarla de su repertorio por considerarla machista en ciertos versos.

PALOMAZOS

13.- Cristian Castro se presentó con Esfinge

En algún momento a alguien en el VL se le ocurrió que los palomazos eran algo importante en el festival. Fue en ese momento cuando pusieron un escenario dedicado únicamente a las uniones inusuales y actos sorpresa.

Fue en uno de esos momentos que Cristian Castro sorprendió a todos subiendo al escenario a cantar metal. Obvio la primera reacción fue risa, pero el hijo del Loco Valdés terminó por callar bocas al demostrar que realmente sabía lo que hacía.

14.- De Nalgas con Marky Ramone

Uno de los grupos punk más criticados del país, tuvo la oportunidad de montar un par de canciones con la leyenda Marky Ramone, el legendario baterista de la Ramones. El show fue breve pero cumplió con lo necesario para legitimizar a De Nalgas como una verdadera banda punk.

15.- Silverio y la Tesorito

Ya establecimos que el 2014 fue el año de la diversidad en el Vive Latino gracias a la inclusión de ritmos latinos y propuestas que normalmente no formaban parte del escucha rockero. Sin embargo hay que destacar un palomazo memorable: La Tesorito con Silverio.

A nadie sorprende que Silverio haga locuras arriba del escenario pero atreverse a subir a un ícono de la música grupera como lo es Laura León, fue increíble. Así fue como quedó como la mejor presentación de su historia en el festival y dejó el precedente que permitió nuestro siguiente momento.

16.- Paquita la del Barrio y Genitallica

Tan sólo un año después de que Silverio subiera a la Tesorito al escenario, la banda regiomontana Genitallica hizo lo propio al subir a Paquita la del Barrio al escenario a interpretar una colaboración que acaban de lanzar: “Invítame a pecar”.

Además de interpretar un par de sus clásicos con mariachi incluyendo “Rata de Dos Patas”, la cual fue sin duda la más coreada de la presentación.

17.- La vez que Chino Moreno sorprendió a todos subiendo al escenario con Austin TV

Uno de los palomazos más sorpresivos en la historia del Vive Latino se dio en 2010 cuando la banda mexicana Austin TV invitó al escenario a Chino Moreno de Deftones al escenario a interpretar “Marduk”. Esa sí nadie la vio venir…

REUNIONES

18.- Control Machete

Si bien estos pioneros del hip hop se presentaron un par de veces en su formato original en los inicios del festival, tuvieron que pasar muchos años para volver a ver sobre un escenario a Pato y Fermín rapear canciones de Control Machete. Sin duda aquellos que lo vivieron se llevaron la sorpresa de su vida en el Vive Latino de 2013. 

19.- Caifanes

Sin duda este fue el momento más Vive Latino en la historia del festival. Empecemos por la expectativa que generó este concierto. Habían pasado más de 15 años desde que la banda se había despedido de los escenarios. La alineación que presentaron fue aquella que cosechó los mejores éxitos del grupo por allá de principios de los 90.

Además, se suponía que iba a ser la única fecha en México (todos sabemos en qué terminó esa promesa). Esa edición, en 2011, fue la primera vez que los boletos se agotaron y la reventa alcanzaba hasta tres veces su valor, algo inédito en un festival en nuestro país.

Al momento de su show no había ningún otro escenario con algún artista o banda, cosa que no se ha repetido en ediciones posteriores. Esto fue una especie de tributo a la banda y pues el público, feliz.

Por último, a diferencia de otros actos, éste se alargó más de lo normal sin tener ninguna repercusión, de nuevo como tributo a una de las bandas más importantes en la historia del rock mexicano.

BONUS

20.- Todo la segunda edición del Vive Latino

El Vive Latino comenzó de manera austera en 1998. Su primera edición no juntó ni 20 mil personas por día así que cuando no se anunció que el festival se realizaría nadie se sorprendió pensando que era uno más de esos festivales genéricos que no durarían. Lo que nadie sospechó es que Ocesa se tomó un año para realizar la edición que marcaría para siempre la historia del festival (así como del resto de festivales).

Presentaciones espectaculares de Ska-P, Los Fabulosos Cadillacs, Bunbury, Control Machete, Resorte, Molotov en el escenario principal, así como Panteón Rococó (los mismos integrantes en alguna ocasión dijeron que esa había sido la presentación más importante de su carrera), Sekta Core o Los Auténticos Decadentes (banda que en ese momento solo se presentaba en foros pequeños en nuestro país), marcaron el tono para el resto de ediciones. También fue la primera vez que una banda no latina se presentó (The Wailers).

Y hablando de primeras veces también marcó la primera gran transmisión del festival por HBO, así como la primera vez que la gente salió volando en las lonas que cubrían el piso del lugar.

Así que si algún día te preguntas dónde nació la magia del festival nació en momentos como estos. Ya sea malos o buenos, creados en el escenario, la pista o incluso por la propia naturaleza, es el conjunto de estos eventos los que convirtieron al festival en el rey de todos los festivales, imitado pero jamás igualado.