El día de ayer el periodista deportivo Carlos Albert anunció su salida de la cadena televisiva ESPN, debido a una decisión unilateral de la empresa. El día de hoy, por medio de su columna en La Afición, Albert da su versión acerca de los factores que pudieron haber detonado esta determinación.

El texto lleva por título Mi salida de ESPN. En él, Carlos Albert saca algunas conjeturas sobre el motivo por el que fue removido de este medio de comunicación. En primer lugar, señala que directivos de ESPN en Estados Unidos no vieron con buenos ojos la serie de tuits que el periodista mexicano publicaba en su perfil de Twitter, sobre todo aquellos en los que invitaba al público a no ver el futbol en el horario del debate entre los candidatos a la presidencia de México.

“De pronto recibo una llamada del jefe de mi jefe que me buscó desde la matriz de ESPN para decirme textualmente… “Carlos, tus twitters pidiendo audiencia para el debate y pidiendo que no vieran el futbol A LA MISMA HORA han enfurecido a mucha gente DENTRO Y FUERA DE LA EMPRESA (ESPN), por lo que te pido que POR LO PRONTO NO TE PRESENTES A TRABAJAR EL PRÓXIMO DOMINGO A RESERVA DE QUE NOS COMUNIQUEMOS CONTIGO EL LUNES…”

Según se le comunicó a Carlos Albert, sus comentarios en Twitter iban en contra de los intereses de uno de los socios comerciales de ESPN, en este caso el periodista menciona que dicho socio puede ser TV Azteca, empresa con la que ESPN hizo tratos para obtener los derechos de transmisión de los juegos de Cruz Azul y Santos.

Haciendo conjeturas, el periodista planteó que algunos ejecutivos de TV Azteca, que también tienen cargos en la Federación Mexicana de Futbol, presionaron al área comercial y administrativa de ESPN para hacerlo a un lado.

Además menciona que su salida podría estar relacionada con la decisión tomada en una de las últimas reuniones de dueños del futbol mexicano, en la que se planteó el veto a medios y colaboradores que resultaran incómodos a los intereses de la FMF y sus allegados.

“… varios de esos dueños y directivos pusieron en la mesa de trabajo la intención de VETAR A CIERTOS MEDIOS Y A CIERTOS PERSONAJES INCÓMODOS A SUS INTERESES, y sabemos que entre esos nombres estaba el mío, e incluso, se comentó que estaban dispuestos a ir hasta Estados Unidos a hablar con los altísimos jerarcas de ESPN con tal de acallarnos…”

De ser ciertas estas conjeturas, el despido de Carlos Albert de ESPN representa un golpe más a la libertad de expresión en este país. Da igual que se trate de un medio deportivo. En su escrito, Albert defiende la libertad editorial con la que siempre contó en ESPN, pero aclara que la presión para ‘cepillarlo’ vino de presiones hacia la línea comercial.

Coincidamos o no con la forma de trabajar del señor Albert, sería una lástima comprobar que una vez más, los intereses económicos pesan más que el derecho a la información.

Para leer completa la columna que Carlos Albert publicó esta mañana en La Afición, del periódico Milenio, da clic aquí.

Hasta el momento, ESPN no ha fijado su postura frente a estos señalamientos.

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook