“Unos lo tienen largo, otros lo tienen corto, unos lo tienen más largo y otros lo tienen más corto.
Unos lo tienen blanco, otros lo tienen negro, unos lo tienen más blanco, y otros lo tienen más negro.
Unos lo tienen lindo, otros lo tienen feo, unos lo tienen más lindo y otros lo tienen más feo.
¿Por qué será que a las mujeres les gusta tanto, ese bigote que está de moda desde hace tanto?”

 

Así dice una bonita y poética canción cuyos versos quisimos recordar para completar esta nota cultural sobre La Batalla de las Barbas un concurso celebrado en Bruselas, Bélgica, para premiar al mejor bigote de la región:

Y es que pocas cosas hay tan masculinas como un bigote abundante, de esos que enloquecen a las damas.

Aquí unas imágenes de algunos de los caballeros contendientes:

Al final, el ganador fue un hombre que sólo se identifico como “Jef”, quien gracias a su porte y estilo, se llevó El Bigote de Oro.

Hasta le pusieron un pin bigotón en la solapa. Vean al buen Jef disfrutando las mieles del triunfo:

Hubiéramos mandado a Quadri…

O al Tuca…

O a La Volpe (que ya es idéntico a Tom Selleck)…

O a Vicente Calderón…