En el mundo de las redes sociales existen decenas de conceptos —o “nombres elegantes”— para distintas formas de una misma preocupante realidad: la manipulación en el mundo digital y cómo eso afecta nuestra percepción de la vida pública. Hoy hablaremos de uno de esos conceptos, aprovechando que salió a tema en un caso viral.

Se le conoce como Astrotrufing y seguramente te has topado con él en tus aventuras de internet.

bots-bot-twitter-politica-mexico-amlo-cuentas-calderon
Foto: Reuters

En pocas palabras, hablamos de la manipulación en las conversaciones de apoyo o desagrado para que parezca que es un fenómeno generalizado o espontáneo. En realidad, el Astroturfing está coordinado y fue generado artificialmente.

No hay blancos y negros

Antes de echarnos de lleno, vale la pena recordar que nada es blanco, ni es negro —solo un Sith piensa en absolutos, dirían. No todos las porras en redes sociales son falsas y no todos los reclamos son pagados o coordinados por mentes malévolas que buscan dominar la conversación.

hackers-anonymous-anonimous-twitter-trump-epstein-vaticano-area-51-jenni-rivera-que-pasa
Foto: Pablo Ezequiel Nieva // Pexels

Algunas veces, estas conversaciones, por supuesto que son orgánicas o se originaron por simpatías o antipatías “normales”.

Sin embargo, tener en mente que el Astroturfing existe y que es una estrategia verdadera para desestabilizar la conversación pública en las redes sociales… servirá para mantenernos a las vivas.

¿Qué %&$# es el Astroturfing?

La verdad es que es un concepto exportado completamente del inglés. Entonces, en español, nomás con el nombre, no significa absolutamente nada. Si nos ponemos bilingües es más fácil de entender.

En el gabacho, a los movimientos políticos reales, comunitarios y cercanos, se les conoce como grassroots —raíces de pasto—, como si fueran movimientos de raíz u originarios. En las redes sociales, esos militantes pueden aprovechar los espacios para conseguir simpatías, exportar sus mensajes o causar interés en amplios públicos.

El Astroturfing es su completo opuesto.

A diferencia del “pasto que crece normalito”, en tierra natural y con semillas reales, el AstroTurf es una marca conocida de pasto artificial, como el que te encontrarías en una cancha de Futbol Siete.

De ahí se toma este nombre y se exporta al espacio de las redes sociales: a diferencia de comunidades orgánicas, con miembros reales, el Astroturfing le pone la lupa a las conversaciones artificiales, falsas o reacciones que no son espontáneas. Trampas y manipulaciones para conversaciones de amor u odio… que nomás dan la pinta de ser reales.

¿Y qué pasó en el caso de Brenda Lozano?

Estamos hablando de este asunto, precisamente por el caso de la escritora Brenda Lozano y las razones de su participación en la política mexicana.

Irene Tello, directora ejecutiva de Impunidad Cero, le puso el dedo a la conversación en su columna de este viernes en El Universal. Ahí, la especialista cuenta, que existen campañas políticas que —por unos módicos pesos— pueden encargarse de difundir rumores, de crear polémica, debate y hacer trending topic cualquier tema público en las redes sociales. 

Astroturfing, pues. 

Y eso, asegura, fue lo que sucedió en el caso de Brenda Lozano.

Breve resumen por si andaban —qué envidia— fuera de las redes sociales en este rato. Brenda Lozano es una escritora mexicana que recientemente fue nombrada agregada cultural en la Embajada de México en España.

Inmediatamente, las redes sociales crearon una polémica en su nombre. Resulta que la laureada escritora era bastante crítica del poder político actual, publicando memes del presidente, haciendo comentarios sarcasticones y burlándose de algunas decisiones gubernamentales. La conversación se turnó a su nuevo puesto como servidora pública. 

brenda-lozano-embajada
Foto: SRE.

Terminó de TT en Twitter y le dedicaron muchas, pero muchas, feas palabras.

La cosa es que, algunos aseguran, la conversación de Brenda Lozano fue inflada con conversaciones falsas, pagadas o simplemente coordinadas por grupos políticos. Carlos Piña, analista de datos, publicó en sus redes sociales algunos detalles de la conversación detrás de #RenunciaBrendaLozano. 

¿El resultado? Más de 12500 retuits contra solo 935 mensajes originales.

Al final, la polémica aumentó tanto que —tras varios días de pleitos y discusiones— el caso llegó a la conferencia de Palacio Nacional donde anticiparon que le pedirán la salida o renuncia del nuevo puesto a Brenda Lozano.

Recordemos el primer punto

Aquí es donde está el caso complicado. Aunque los números son sospechosos y las dudas surgen, es importante recordar que no todo es blanco, ni es negro en las redes sociales.

La conversación de amores y odios a Brenda Lozano, pudo haber sido controlada… y también pudo haber estado acompañada de críticas de personas “reales” que no estaban de acuerdo con sus posturas políticas. Sin embargo, recordar la presencia del Astroturfing nos puede servir de mensaje: las redes sociales no son siempre las discusiones del mundo exterior.

Foto: Pexels

Si todo a nuestro alrededor son pleitos, tal vez no todo era real. Si nos rodeamos de aplausos, probablemente no todo era real.

¿Nomás para darnos una idea? A pesar de la polémica tuitera que nos atrapó a muchos, durante días, el nombre de Brenda Lozano ni siquiera figura entre las 20 cosas más googleadas en México. Ningún día de la semana.

Puedes escuchar cuando platicamos al respecto en #SopitasXAireLibre, el mejor programa de la radio mexicana.

 

Soy Max Carranza y me he pasado la vida rodeado de memes, cultura digital y bastantes horas frente a las pantallas. En el camino me encontré la pasión por abordar los temas sociales más urgentes e intentar... More by Max Carranza

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook