A la luz de lo sucedido en la Línea 12 del Metro, uno esperaría que los megaproyectos de la administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no se entregarían como si hubiéramos pedido dos de buche con todo… que se tomarán su tiempecito para darle su segunda checada, no vaya a ser. Pero no, en el caso de la refinería de Dos Bocas, el plan sigue para 2022…

Y seguro los otros proyectos no cambiarán tampoco.

Revelan millonario contrato a compadre de Rocío Nahle para trabajar en la refinería de Dos Bocas
Foto: Cuartoscuro

Por medio de sus redes sociales, la titular de la Secretaría de Energía (SENER), Rocío Nahle, confirmó que la refinería que el gobierno federal construye en Dos Bocas estará lista para el año que viene. Esto, no sólo en consonancia con lo que se ha venido diciendo desde hace varios meses (cof, y pese a las imágenes que de vez en cuando se difunden en redes, sobre el avance del proyecto, cof), sino con uno de los últimos reportes de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Además de estar lista para 2022, Nahle aseguró que el costo proyectado de la refinería es de 8 mil 995 mil millones de dólares… suficientes para tener una obra de primer nivel, esperemos.

Foto: Presidencia

De acuerdo con la titular de la SENER, este 2021 el gobierno federal destinará 45 mil millones de pesos para echarle galleta a dos Bocas. Con ese último resoplo (o quién sabe, por ahí a lo mejor se añaden algunos miles de millones para acabar los baños), se prevé que la conclusión es para el 2022… ¿de qué mes?, eso sí lo deja en modo “incógnita”.

Bueno, lo que también es un misterio es cuánto será el costo total de la refinería de Dos Bocas, ya que aunque Rocío Nahle dice que “nomás” 9 mil millones de dólares, en el mencionado documento de PEMEX se indica que “será necesario una reformulación del caso de negocio del proyecto (…) para reajustar tanto el costo total de inversión como el tiempo de terminación”.

Según los cálculos de Rocío Nahle, una vez que se concluya la refinería de Dos Bocas, la obra estará en un periodo de pruebas. Para acabar de calar la refinería, los especialistas se tomarán un tiempecito… no mucho, tampoco. Si acaso serán de tres a cuatro meses, señaló la titular de la SENER. Es el tiempo que necesita “una obra de este tipo”, agregó Nahle en su mensaje en redes.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook