Apple TV+ es una de las plataformas más populares dentro de la conocida streaming wars, y de hecho, destaca porque tiene diferencias considerables frente a otras plataformas como que está llena de contenido original, únicamente, e incluso con su plan de suscripción (es complicado, pues la mayoría de sus usuarios registrados no pagan suscripción a partir de la oferta de un año gratis en la compra de cualquier producto Apple).

A pesar de esto, ha logrado entrarle al quite con algunas producciones para la televisión que han generado conversaciones importantes y han reunido a nombres grandes de la industria. Uno de sus primeros éxitos fue The Morning Show con Steve Carell, Reese Whiterspoon y Jennifer Anniston, o Servant co-creada por M. Night Shymalan.

Y a poco más de un año que salió al mercado (finales de 2019), es que sigue liberando producciones de alta calidad. Una de sus últimas es The Mosquito Coast, una adaptación de la novela homónima de Paul Theroux que fue todo un éxito en la década de los 80. Esta serie de Apple TV+ es la segunda adaptación de esta obra.

Justin Theroux en ‘The Mosquito Coast’. / Cortesía Apple TV+

The Mosquito Coast

Este viernes 4 de junio llegó a la plataforma el séptimo y último episodio de la primera temporada de The Mosquito Coast. Aquí conocemos a Allie Fox, un genio, autodidacta y activista del medio ambiente que vive en California con su familia: su esposa y dos hij@s. 

Viven de manera austera, y tienen prohibidos ocupar dispositivos como celulares, teléfonos, computadoras, consolas de videojuegos y más. Su vida da un giro de 180 grados cuando Margot decide llamar a través de un teléfono público a sus padres, siendo localizada la llamada y el paradero de la familia.

Los Fox necesitan huir del gobierno de Estados Unidos (no sabemos por qué), por lo que deciden cruzar la frontera hacia México para empezar una nueva vida con ayuda de un grupo radical. The Mosquito Coast es un thriller cargado de drama, misterio y acción que nos envuelve en una atmósfera en la que nada ni nadie nos brinda certeza… y eso lo hace interesante. 

Justin Theroux da vida a Allie Fox en ‘The Mosquito Coast’. / Cortesía Apple TV+

La serie fue creada por Neil Cross, mundialmente conocido por estar detrás de Luther con Idris Elba. Cross se unió a Justin Theroux (sobrino del autor) no sólo para producirla, sino tomar el protagónico junto a Melissa George, Logan Polish y Gabriel Bateman. AQUÍ puedes leer nuestra entrevista con el elenco. 

La dirección corrió a cargo de Rupert Wyatt, quien llevó los primeros dos episodios, dando paso a Tinge Krishnan, Clare Kilner, Jeremy Podeswa y la mexicana Natalia Beristáin. Así que a propósito del final de temporada, tuvimos la oportunidad de platicar con ella, quien se hizo cargo de dos episodios de The Mosquito Coast.

Natalia Beristáin en 'The Mosquito Coast'
Natalia en la dirección de uno de los episodios de ‘The Mosquito Coast’. / Cortesía Apple TV+

Natalia Beristáin y su estilo

Como les contamos, nos echamos un zoom con Natalia por su participación en la dirección de dos episodios de The Mosquito Coast: el cuarto titulado “Bus Stop” y el sexto bajo el título de “Calaca”. 

Aprovechamos la oportunidad de platicar con la directora de una serie para ver cómo logran definir los episodios que dirigen con su estilo y narrativa, pero sin perder la esencia de la producción. En pocas palabras, con varios cineastas incluida Natalia, un proceso muy distinto al del cine donde se hacen cargo de todas las decisiones.

Creo que no es un ejercicio sencillo, para de los más enriquecedores al entrar al mundo de la tv o las series. Siento que hay un lado que obliga dejar los egos aparte y sentirte como una pieza más de un engranaje. Ese ejercicio está chido porque al final, estás siendo contratada para llevar un trabajo a cabo y ese trabajo viene ya con un formato, un contexto, un gran marco en el cual uno tiene más o menos, movilidad para operar.

Natalia Beristáin en la grabación de la serie junto a Justin Theroux y al fondo Bruno Bichir. Foto: Apple vía YouTube

Natalia Beristáin tiene bastante experiencia en ambos mundos. Pero hablando de la televisión, ha estado detrás de producciones de alto nivel como El presidente (Prime Video), Historia de un crimen: Colosio, Monarca, Luis Miguel (las tres de Netflix), y El secreto de Selena (TNT).

Todas implican distintas narrativas, e incluso sus protagonistas van con necesidades distintas debido a la audiencia a las que se dirigen. Natalia, como podemos ver, ha diversificado su trabajo en la televisión, y la realidad es que The Mosquito Coast es la producción más grande en donde ha estado. Y si nos preguntan, sus dos episodios son los que definen a la serie como un thriller. 

También entra un segundo aprendizaje importante, que al final pues, a mí me ha ayudado a más o menos, ir escogiendo las series y proyectos en las que quiero participar, con los que siento que me implican por razones distintas como retos nuevos, y eso siempre me parece interesante. Por sobre todas las cosas, no me interesa maquilar. Cuando hablo de ser parte de un engranaje, no es nada más como “Ah, bueno, sí ahí, lo que sea”. Al final creo que si me están convocando tiene que ver con que he definido una estética de mi trabajo.

Me importa dedicarme a trabajar con los actores y actrices de los proyectos más que en una cosa visual. Entonces, quizá podría parecer como una contradicción pero es: ¿Cómo logras que tu punto de vista del mundo entre en un macro contexto que tú no forjaste o que tú no ideaste desde el principio? Eso es un gran aprendizaje también para llevar a los proyectos personales. 

Los personajes y su trayectoria

El trabajo de la televisión, repetimos, es distinto al de un filme, y más si la misma persona no absorbe el todo dentro de la producción. Sin embargo, y por increíble que parezca, la televisión para Natalia brinda la oportunidad de explorar mucho mejor a los personajes en la historia. 

Para nosotros, la idea de involucrarse en sólo dos episodios, en el caso de The Mosquito Coast, hace más complicada la comprensión y entendimiento de los personajes, sobre todo si hablamos de uno como Allie Fox (Justin Theroux): un sujeto controlador que piensa todos los demás, menos él, son desechables y pasajeros. 

Ahorita que te escuchaba, pensé que a mí, en lo personal, disfruto mucho del trabajo con actores y actrices. Siento que la televisión, a diferencia de una película, marca un arco, una trayectoria emocional en los personajes que puede ser mucho más rica de lo que podría ser en una historia de una hora y media.

Ofelia Medina protagoniza esta escena en 'The Mosquito Coast'
Escena del cuarto episodio de ‘The Mosquito Coast’. / Foto: Cortesía Apple TV+

¿Y quién es quien toma la batuta de ese arco? La repuesta nos sorprende, y nos lleva a una de las primeras lecciones que nos comentó Natalia que ha encontrado en la televisión: dejar el ego a un lado y formar parte de un todo. 

Creo que esa trayectoria la llevan los actores y las actrices. Por más que uno siente las bases en el primer episodio o en los primeros episodios, las series van cambiando de equipos y de cabezas de dirección. Lo que hago es intentar sumar y aportar a los actores y las actrices, quienes son los que van a realizar el trayecto completo durante la serie.

Pienso en Melissa (George) en ‘The Mosquito Coast’ y cómo las conversaciones que tuvimos alrededor del personaje de Margot, cómo percibía ciertas cosas, y a su vez cómo eso compaginaba con lo que ella ya traía pensado. ¿Cómo podía ayudar a enriquecer el resto del camino? Pero al final, es más entrar en sintonía con lo que los actores y actrices ya traen desde antes, ayudar a enriquecerlo, crecerlo, hacerlo más complejo idealmente, y que de ahí también puedan seguir su camino a lo que viene. 

Melissa George es Margot
Melissa George como Margot, protagonista de ‘The Mosquito Coast’. / Foto: Cortesía Apple TV+

“Bus Stop”: El mejor episodio de la serie

Ojalá no encuentren en este texto un spoiler, pero necesitamos comentar un pasaje de la serie para llegar al siguiente punto. Al final de cuarto episodio, titulado “Bus Stop”, Allie se enfrenta a Chuy (un inmigrante mexicano que los ayuda a cruzar la frontera hacia México).

¿La razón? Allie, después de que considera que Chuy ha servido su propósito dentro de sus planes de huir, lo desecha sin importar sus circunstancias, el peligro, su vida, y la vida de los más cercanos a Chuy. Por lo que este hombre le pone una pistola en la cabeza –y en el momento más liberador de la serie– y le dice la verdad que nadie se ha atrevido a decirle (parafraseamos un poco): Eres de lo que huyes. Eres la representación de lo que es América para el mundo“. 

Scotty Tovar, quien interpreta a Chuy en ‘The Mosquito Coast’. / Cortesía Apple TV+

Un momento sensacional y liberador por dos razones. La primera es que sí, efectivamente, Allie rechaza el consumo y el capitalismo, pero él desecha no objetos ni productos, sino personas. Y en segundo lugar, al ser un genio autodidacta, mira por encima de los demás (incluida su familia) y cree que su palabra es la única que vale (cualquier parecido con EUA no es coincidencia).

En pocas palabras. Allie es un personaje poco agradable y estamos siendo amables. Pretende enseñarle a sus hij@s que el “american way of life” no es tan ideal, pero él es la representación de todo lo que supuestamente odia. “Bus Stop” es el episodio que esperamos, nuestra venganza como espectadores contra Allie. Ese episodio fue dirigido por Beristáin y quisimos saber qué piensa de él, de las veces que se niega a sí mismo y de las decisiones tan frustrantes que toma a lo largo de su “aventura”.

La familia Fox y el personaje de Chuy cruzando la frontera hacia México. / Cortesía Apple TV+

Qué chido (por la liberación que sentimos al final, no nuestro odio por Allie). ¡Híjole! Es que creo que estaba bien difícil para Justin y para la propia serie, porque creo que el personaje, de alguna manera, es una cajita de todos los compartimentos patriarcales que hay, de las cosas que entiendo más complejas que tienen que ver con las microviolencias. Un hombre que es educado, tiene buenas intenciones, es sensible, es radical con su pensamiento y que eso lo hace ser alguien que busca salirse del sistema.

Pero es incapaz de ver cómo al hacerlo, repite los esquemas de los que quiere huir, y siento que eso es, además, muy latente hoy en día. Tengo amigos y gente querida que de alguna manera yo los escucho y es como de “Pero si eres un chido, ¿por qué no te das cuenta que no te das cuenta?”. Y creo que Allie tiene mucho eso.

Me parece un riesgo interesante como narrativa. Habrá que ver cómo se lee en años más adelante, pero ahorita me parece eso. Sí, es una especie de antihéroe, pero no es Humphrey Bogart. Qué difícil es que te caiga bien, pero por otro lado también es muy difícil no empatizar porque entiendes la construcción de la que viene. O eso me pasa a mi, por lo menos. 

¿Historia con masculinidad tóxica?

Hace unos años, Natalia dio una entrevista a propósito de la salida de El presidente, una original de Prime Video sobre el escándalo de corrupción de la FIFA. En ese momento habló de que la historia era “masculina” porque tocaba temas que siempre se les han atribuido, casi de manera exclusiva, a los hombres: corrupción y futbol. 

La directora mexicana dijo que le había entrado al proyecto, en parte, por una “cuota de género” en la que faltaba más presencia femenina detrás de la pantalla de televisión, y que mejor forma de afianzar las intenciones que con una historia como esa. La historia, aunque sean tres años, ha cambiado un poco.

Por lo que le quisimos preguntar si su presencia en The Mosquito Coast intentaba recuperar esa cuota, y si representaba un reto estar detrás de una historia que si bien no es “evidentemente masculina” como lo han sido otros proyectos en los que ha colaborado, sí es la historia comandada por un hombre que va en contra del discurso actual. O bien, se trataba de un reto en su producción, en su idioma… 

Bruno Bichir da vida a Enrique
Bruno Bichir y Justin Theroux como Enrique y Allie en el “Bus Stop”. / Foto: Cortesía Apple TV

En este caso, de hecho, creo que somos más directoras que directores, lo cual me llena de alegría. En lo personal, el proyecto, lo que me atrae del proyecto, tiene que ver más con que es probablemente lo más grande que he dirigido a nivel de producción, lo cual siempre trae sus pros y sus contras, sus facilidades y dificultades.

Era la primera vez que dirigía completamente en inglés, había hecho cosas bilingües, pero no todo el tiempo en inglés, con un cast no mexicano, no latino. En fin, significaba una serie de retos que se me antojaban muchísimo. Y la verdad es que las entrevistas que tuve al principio del proyecto con los productores y con Rupert fueron muy enriquecedoras.

Me quedaba claro que si bien el contexto, el macro contexto de la serie, en donde Allie es la figura principal, siempre hablamos de abordarlo como: es la historia de una familia, una familia que se está desmembrando. Ahí me parecía que había una oportunidad rica como para explorar y que yo también pudiera aportarle a la serie.

Y luego el personaje de Margot siento que tenía muchísima carne que se iba desmenuzando muy de a poco, y poder tener la oportunidad justo de llegar al capítulo donde el personaje da un vuelco, se quita la máscara y empiezas a entender más cosas, también me parecía muy rico. Pensaría que había más ganas de trabajar con un equipo local, y que esto sin duda no significa que la conversación sobre la cuota de género no siga sobre la mesa. 

Allie y Margot Fox en la CDMX
Allie y Margot en el Centro Histórico de la Ciudad de México en el sexto episodio. / Foto: Cortesía Apple TV+

Ofelia Medina, la villana

La participación de Ofelia Medina es importante en The Mosquito Coast. Al principio parece un personaje más circunstancial, pero con el tiempo toma relevancia hasta convertirse en la verdadera villana de la historia. Y a decir verdad, es aterradora: una mujer impresionante, dura, sin escrúpulos y con mucho poder. 

Justo para el capítulo cuatro, que era donde su personaje se presentaba, hicimos un casting no demasiado amplio y Ofelia siempre fue como ‘Wey… Ofelia’. Y justo coincidió que estaba por acá Neil, el escritor y showrunner, e insistí mucho en que quería que la conociera. Entonces tuvimos una sesión con ella, y desde que entró por la puerta fue como, Neil y Ed, el otro productor, me voltearon a ver con cara de… y era como ‘Sí, ya sé’.

Ofelia… es muy chingón cuando te encuentras a una actriz como ella, con la trayectoria que tiene y que a la vez ávida de sentarse, trabajar y desmenuzar el personaje contigo: cómo me voy a vestir y qué voy a traer y entonces cuál es la relación con mi nieto… Y había eso, muchas ganas de trabajar, y de pronto son cosas que uno no se encuentra ya tan usualmente y fue un aprendizaje también súper chingón.

Por ejemplo la escena de la cena, que era una escena muy larga, casi nueve páginas de guion, que filmamos a lo largo de dos noches porque era muy extensa y donde el gran peso, si bien es un match entre ella y Margot, lo llevaba Ofelia. Y todos, el equipo mexicano, el equipo americano, estábamos boquiabiertos porque traía la escena al dedillo, se la sabía de pies a cabeza, de arriba para abajo y era capaz de echarse tomas de toda la escena completa. Fue también un aprendizaje, aplausos de pie porque fue eso, lo que es ser una actriz, el paradigma de lo que es ser una actriz. 

Ofelia Medina interpreta a Lucrecia, la villana de ‘The Mosquito Coast’. / Foto: Cortesía AppleTV+

¿Y la película de Harrison Ford?

Ya les contábamos que la serie está basada en la novela de los 80 escrita por Paul Theroux. Cinco años después de su publicación, en 1985, se aventuraron a realizar una primera adaptación protagonizada por Harrison Ford y Hellen Mirren bajo la dirección de Peter Weir.

Si se asoman a leer las reseñas de esta cinta, encontrarán algo que todas tienen en común. Dicen que no envejeció bien, y quizá esa sea la razón por la que casi nadie sabe que existe la película a pesar de ser la única adaptación de uno de los libros más exitosos de la década.

La verdad es que no sabía de la película y averigüe sobre ella, pero decidí que no la quería ver justamente para que las cosas no permearan porque al final, este ‘Mosquito Coast’ es otra cosa. Entonces sí, decidí que preferiría no sentarme y verla, quizá debería de verla ahora que ya pasó.

Pero sí, he leído un poco lo mismo, y curiosamente ahora que hablábamos de Allie, pues siento que a lo mejor hay algo ahí como espejo. No quiero decir que a este Allie le vaya a suceder lo mismo, pero hay algo quizá en una narrativa de aspirar a mostrar a estos hombres como antihéroes, y que a lo mejor hay algo en donde tenemos que empezar a narrarlos distinto.

En 2017 entré a Sopitas.com donde soy Coordinadora de SopitasFM. Escribo de música y me toca ir a conciertos y festivales. Pero lo que más me gusta es hablar y recomendar series y películas de todos... More by Greta Padilla

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook