A cinco años de ‘Blackstar’: Los secretos que nos dejó David Bowie

Un 8 de enero de 2016, David Bowie publicó el que sería su último álbum de estudio, 'Blackstar', el cual está lleno de secretos ocultos.

Era el 8 de enero del 2016. La alegría iluminaba nuestros rostros, bendecidos por la ignorancia de todo lo que nos depararía ese fatídico año. La razón de nuestra felicidad, era la llegada de un nuevo disco de David Bowie, que además coincidía con su cumpleaños número 69. Blackstar, nada podía ser más perfecto que eso. Lo que no sabíamos es que dos días después, la historia tendría un giro desgarrador.

David Bowie falleció dos días después, el 10 de enero de 2016 víctima de cáncer.  A partir de ahí se desencadenaron distintas pérdidas en la música que seguimos lamentando. Sin embargo, Blackstar fue el último gran legado que El Duque Blanco nos dejó. Fiel a su estilo, no fue solamente fue un maravilloso disco de despedida que le puso punto y final a su carrera artística, sino que también dentro del arte de éste dejó varios secretos guardados.

A continuación les contaremos algunos de los secretos que guarda la edición en vinilo de Blackstar. De este modo celebraremos el que sería el cumpleaños número 74 de David Bowie y recordando la última pincelada de genialidad que nos regaló.

También puedes leer: 50 AÑOS A LO GRANDE: LA HISTORIA DE LA FOTO DE DAVID BOWIE CON ROBERT SMITH, BILLY CORGAN, DAVE GROHL Y MÁS

Un sol que ilumina estrellas

Jonathan Barnbrook, es el responsable de diseñar la portada de la edición en vinilo de Blackstar. También fue el primero en admitir que había varios secretos detrás de esta portada. Muchos la criticaron por considerarla simple, además de ser la primera en la que no aparece Bowie.

Sin embargo, si ponen la enorme estrella de la portada en el sol, el fondo se transforma en un campo de estrellas brillantes. Al principio se pensaba que esto era una casualidad, pero fue el propio Barnbrook quien confirmó que fue completamente intencional.

blackstar-estrellas-dorada

Rayos UV, revelan una galaxia

La siguiente sorpresa que nos guardó Blackstar también tiene que ver con la enorme estrella de la portada. Es que resulta que si la pones bajo rayos UV, ésta se ilumina como si fuera una bella galaxia con estrellas de color azul, chequen nomás qué bien se ve.

69 estrellas

Dentro del booklet de Blackstar, se encuentran varias estrellas, y resulta que cada pico en cada una de dichos astros, suman 69, la edad que tenía David Bowie al momento de lanzar el disco. Éstas, están divididas de la siguiente manera:

  • Página 2 = 5
  • Página 4 = 16
  • Página 6 = 8
  • Página 9 = 12
  • Página 10 = 20
  • Página 16 = 8

david-bowie-blackstar-depresion1

Imágenes en 3D

Así como lo leen, resulta que también incluyó imágenes en tercera dimensión. De acuerdo con Chris Gray, el fan responsable de encontrar este secreto y que se lo contó a la NME, así es como funciona:

“Todo está en el booklet que viene con el álbum. Me di cuenta de que tiene un diseño muy peculiar en la página de las letras [para] ‘Girl Loves Me’. Estaba bastante seguro de que era una instrucción, y así fue. Lo que tienes que hacer es poner el booklet a unos 10cm de una pared en un cuarto obscuro, e iluminar las imágenes que aparecen en el booklet (como las estrellas, el hombre y la mujer, el título de ‘Lazarus’, etc), y lo que obtienes es una gama de fantásticas imágenes en color y 3D. Las letras también aparecen en 3D con coloración de sombra roja”.

B-O-W-I-E

Algunos fans aseguran que las estrellas que aparecen fragmentadas en la portada, debajo de la gran estrella, deletrean la palabra “Bowie”. La verdad no suena taaaaan descabellado ¿Ustedes también lo ven?

blackstar-portada

El hombre estrella

Reservamos para el final uno de los mejores secretos de este disco. De acuerdo con un fanático de la astronomía, si conectas todos los puntos de la constelación en una de las páginas del booklet, se puede ver la silueta de una persona. De un “starman” (hombre estrella, pa los cuates) para ser más precisos, tal y como también se le conocía al legendario David Bowie. 

Foto: Getty