Es increíble todo lo que ha logrado en menos de un año Ed Maverick. Ser el primer artista mexicano en agotar en tiempo récord dos Lunarios del Auditorio Nacional, miles de reproducciones en las plataformas digitales y ni se diga todos los fanáticos que tiene alrededor del país. Como decía su biografía en Spotify, “¿qué pasa si le das una guitarra de segunda mano a un morro de 16-17 años en temporada de ‘adolescente meco’”? Y hay algo de eso en sus canciones, pero el fenómeno en el que se ha convertido es innegable. Por algo muchas personas lo escuchan, ¿no?

Ahora enfrentaba uno de los ‘retos’ más difíciles de su corta carrera, tocar en el Teatro Metropólitan de la CDMX. En sí no le fue tan complicado, ya que la gente hizo lo suyo agotando por completo los boletos, demostrando el impacto que tiene en la escena musical mexicana y sobre todo el apoyo que tiene Ed con su público. Seguimos anotándole más récords a este muchacho. La gran mayoría de todos los que fueron al concierto del cantautor eran personas muuuuy jóvenes, hasta da gusto ver que los chavitos se acerquen a la música y abarroten un lugar como este.

Foto: Ed Maverick

Nervioso pero con muchas ganas de tocar, Ed Maverick subió al escenario acompañado de toda una banda completa, ya saben, guitarra, bajo, batería; como extra tuvo un pequeño conjunto de cuerdas y hasta tuba y acordeón, que le dieron un giro completamente distinto a esas rolas (la gran mayoría tristes) que escuchamos en sus primeros dos discos, mix pa llorar en tu cuarto Transiciones. Además le invirtió a la escenografía, con unas pantallas y hasta una cama (que simulaba ser la que tenía en su cuarto y en la que compuso sus primeras rolas). Un espectáculo digno para la ocasión, aunque esto para nada opacó lo musical.

Foto: Lucely Bautista

Arrancó con “Quiero” y de ahí en adelante el show iría de menos a más. En cada chance que tuvo, entre canción y canción, el cantante agradeció al público por creer en su música y por llenar el Metropólitan, vamos, hasta le dio las gracias a su mamá y compas por estar ahí. “Tierrita mojada”, “Del Río” y “Dónde estás” mantuvieron el ritmo por completo de la presentación. Como parte de la banda y casi escondidito estaba el buen Dromedarios Mágicos, que además de tocar el bajo se echó una rola junto a su amigo Maverick.

Foto: Ed Maverick también recibió disco de Oro

Justo después de aventarse “siempreestoypati“, su más reciente sencillo, Ed Maverick le armó un tributo al mismísimo ‘Gallo de Oro’, Valentín Elizalde, tocando muy a su manera (con solo su guitarra acústica) una de las rolas que cualquiera ha cantado en una noche de fiesta, Vete Ya. Ya se imaginarán como se vivió ese momentazo, ideal para desgarrarse la voz con esa bella letra que dice más o o menos así: “vetesinosientesquemibocateprovocasensacionescuandorondaportuslabios”, jiar jiar. 

Este cover solo abrió paso para una de las canciones más esperadas de la noche, “Fuentes de Ortíz“, sin esa canción, la segunda que compuso en toda su vida, quizá no hubiera pisado ese escenario. Con todo y la pobre alma en pena a la cuál Ed le compuso este rolón, el público coreó cada una de las frases de la letra. Es impresionante como todos se sabían a la perfección las melodías, a veces hasta se escuchaba más fuerte que la propia voz de Maverick, esos sí son fans, se ganaron una estrellita.

Ya en la recta final, Ed Maverick se aventó “Acurrucarpara todos aquellos que iban con su morrita y tenían ganas de romancear. Ropa de Bazar” junto a la señorita Bratty acompañándolo en los coros como en la rola original, “Nadie va a pensar mejor en ti que yo” y “Karpe Diem” (con todos los músicos en el escenario armando un estruendo enorme)  le dieron cierre a la velada histórica para el de Chihuahua.

Un set corto pero contundente, con 15 canciones fue más que suficiente para que Ed Maverick conquistara uno de los teatros más importantes de nuestro país. Solamente fueron dos los invitados de la noche y ya, no necesito más para dar el mejor show prácticamente de toda su carrera.

Foto: Lucely Bautista

Desde que se dio a conocer, a Ed Maverick le ha llovido todo el hate posible, queriendo quitarle el mérito a lo que ha conseguido en tan poco tiempo. Puede que no a todo el mundo le guste su música ni entienda por qué utiliza ese lenguaje tan coloquial (o como dirían nuestras tías, ‘de los chavos’) para componer esas rolas tan sinceras, pero no se puede juzgar a un libro solo por su portada. Pero vaya, hace mucho no se veía un fenómeno como el que él a ha provocado en tan poquito tiempo, pues lo que es una realidad, es que su popularidad ha subido como la espuma en menos de un año.

Foto: Lucely Bautista

Para comprender mejor qué es lo que tiene este músico es mejor verlo en vivo, como dicen, es en el escenario donde se demuestra el verdadero talento, y vaya que calló muchas bocas en el Metropólitan. Al final, el joven de 18 años le hizo ver a todos que los nervios y la juventud no son un impedimento para llegar a las grandes ligas. No sabemos qué más hará en el futuro pero de algo estamos seguros, hay Ed Maverick para rato. 

Setlist

“Quiero”
“Tierrita mojada”
“Del Río”
“Dónde estás”
“A mis amigos”
“Siempre estoy pa ti”
“Vete ya”
“Fuentes de Ortíz”
“De mí”
” Transiciones”
“Lo que pienso”
“Acurrucar”
“Ropa de bazar”
“Nadie va a pensar en ti mejor que yo”
“Karpe Diem”

Foto principal: @cestmarisol