Ya después de conocer el cartel de la edición 2020 del Vive Latino, de inmediato nos emocionamos con Guns N’ Roses, una de las bandas más importantes en el hard rock. A lo largo de su historia, Axl Rose, Slash y Duff McKagan han visitado México en varias ocasiones, la primera vez que rockeamos con “Welcome To The Jungle” y demás hitazos fue en 1992 cuando la banda traía la gira del Use Your Illusion, dando dos shows épicos en el Palacio de los Deportes.

Un año más tarde volverían, ahora para tocar en Guadalajara, Monterrey y por qué no, aventarse algunos conciertos en la CDMX. Durante el periodo en el que la banda se separó y Axl tomó las riendas de Guns N’ Roses, el cantante dio varias presentaciones, sobre todo para promocionar el infame Chinese Democracy pero aceptémoslo, no era lo mismo sin los épicos solos de Slash y las ponchadas líneas de bajo de Duff.

Por años se habló de una posible reunión de los miembros originales y no fue hasta Coachella 2016 que la banda anunció su regresó oficial. Aunque eso emocionó a todo el mundo hubo algo que no nos dejaba estar contentos del todo, aún no anunciaban que visitarían nuestro país. Afortunadamente entre el descanso que hay entre los dos fines de semana en Indio, California, los Guns pudieron encontrar un huequito y vinieron a México para recordarnos por qué son una de las bandas favoritas de todo el mundo.

El Vive Latino no será la primera vez en la que Guns N’ Roses toque en el Foro Sol, pues ese fue el escenario que abarrotaron tras anunciar su esperado regreso. El 19 de abril fue el día pactado para ver a la banda más peligrosa de la historia en vivo, pero como era de esperarse los boletos se agotaron en cuestión de minutos, así que decidieron armar un show al día siguiente.

Guns N’ Roses en Coachella 2016/ Foto: Getty Images

La primera presentación en la CDMX de los californianos después de 24 años fue épica. No solo porque los veríamos después de un buen rato, sino porque pasó de todo antes de empezar el concierto. Justo cuando estaba empezando The Cult, el acto abridor, una enorme lluvia comenzó a azotar al Foro Sol que terminó en granizo, haciendo que la magia y la vibra de “November Rain” se sintiera en abril.

Por fin y con unos cuantos minutos de retraso, Axl Rose (sentado en el trono que utilizó Dave Grohl cuando se cayó) Slash, Duff McKagan acompañados de Dizzy Reed, Richard Fortus, Frank Ferrer y Melissa Reese subieron al escenario para regalarnos una noche llena de rock puro y melancolía. Y es que desde el principio no se guardaron absolutamente nada, Duff comenzó a tocar en su Precision Bass el riff de “It’s So Easy” y el Foro Sol se cimbró por tantos brincos del público mexa. 

A lo largo de más de dos horas los Guns hicieron un recorrido por toda su discografía, desde su grandioso álbum debut, Apettite For Destruction, pasando por las dos partes de Use Your Illusion hasta el controversial Chinese Democracy. Algo que preocupaba a todos era saber si Axl iba a llegar en la mejor condición posible, afortunadamente el señor Rose aún cuando estaba lesionado dio una enorme demostración vocal, cantando muy similar a las grabaciones originales de la banda. 

Así fueron sonando verdaderos clásicos como “Welcome To The Jungle”, “Mr. Brownstone”, “Rocket Queen”, “You Could Be Mine”, “Sweet Child O’ Mine”, “Civil War”, los covers de “Knockin’ On Heaven’s Door” de Dylan y “Live And Let Die” de Wings hasta un minidueto a guitarras de “Wish You Were Here” de Pink Floyd. El momento cumbre fue cuando al piano escuchamos la majestuosa voz de Axl cantando “November Rain” con todo el Foro cantando a una sola voz y prendiendo las luces de sus celulares para iluminar todo el lugar.

Tras hacer un pequeño encore, los rockeros volverían para tocar la relajante “Patience” para después coverear “The Seeker” de The Who y cerrar con “Paradise City”, el himno de estadio que la banda crea con base en guitarrazos melódicos y un coro que todo el público puede cantar. Con 23 rolas los Guns N’ Roses nos recordaron aquella noche por qué amamos el hard rock y sobre todo su música.

Meses más tarde volverían para dar dos shows más en el Palacio de los Deportes, dos años después tocarían en Monterrey y apenas en este 2019 vinieron a Guadalajara y Tijuana, pero nada como esos conciertos en los que por fin y después años de espera los pudimos disfrutar en vivo y a todo color. Afortunadamente solo queda esperar unos cuantos meses para verlos de nuevo en la CDMX, en el mismo lugar donde regresaron. ¿Casualidad? No lo creo.

¿Cuántos ya esperan el regreso de Guns N’ Roses en el Vive Latino 2020?