Guns N’ Roses hizo llorar a todos los rockeros en el Vive Latino 2020

Y total que el momento más esperado del Vive Latino llegó. Con todo y el nerviosismo de algunos asistentes por el tema del coronavirus –con todo y las medidas de prevención que se tomaron en el festival– Guns N’ Roses llenó el Foro Sol como pocas veces se ha visto. Y sí, por más que se trataba de guardar la ‘sana distancia’ que recomendó gobernación, fue verdaderamente imposible ante el tumulto de gente que no se perdonaría perderse la oportunidad de ver en vivo a Axl, Slash y Duff. 

Claro que mientras la gente se iba metiendo entre las filas, se escuchaban comentarios de “pero no me saludes de mano”, o “mejor de lejitooos“, sí cómo no… como si eso hubiera sido posible… y por supuesto que tampoco faltaron los chistosos que pretendían abrirse camino entre la gente con un nada agraciado “achuuuu“, y bueno, hasta los mismos vendedores de chelas la aplicaban.

Foto: Lulú Urdapilleta

Pero bueno, toda la atención se centró en el escenario principal del Foro Sol cuando sonaron los primeros acordes de “It’s So Easy“, precedido de un miniclip en las pantallas, en la que vimos las aventuras de un pequeño robot con una roca de Guns N’ Roses. El griterío comenzó, y el coronavirus se olvidó.

Slash y Axl tomaban el escenario como solo ellos lo saben hacer. Tocaron “Mr. Brownstone”, “Chinese Democracy“, y hasta ahí todo bien. Pero luego Slash hizo sonar los primeros acordes de “Welcome to the Jungle” y todo retumbó. Sí cabe destacar, y es necesario destacar la voz de Axl Rose… ¿se acuerdan que hace algunos años lo vimos en condiciones no tan favorables? Bueno, pues eso quedó en el olvidó, porque su voz lució como en 1987, –casi– con la misma energía de ese entonces, pero sí con sus 58 años de edad. Y a pesar de que las palabras a su público fueron un tanto limitadas, sí estuvo bastante activo caminando y bailando de aquí para allá… como en los mejores años del ‘Apetite for Destruction’.

Foto: Lulú Urdapilleta

Y no se diga Slash, que casi casi sacó una guitarra diferente por canción, nos mostró un verdadero desfile de liras que seguramente le hizo escurrir la baba a todos los melómanos presentes. Al igual que Duff, también nos regaló una pasarela de bajos.

Luego llegarían “Slither” (esa famosa canción de Velvet Revolver… porque Slash y Duff), “Double Takin’ Jive”, “Better, “Estrange”, y luego “Live and Let Die”, de Wings. Acá a los que hemos visto a Paul McCartney en vivo, como que sí nos hizo falta la pirotecnia, pero de nueva cuenta, qué tremenda voz de Axl, y qué macizo suena la banda completita. Solos de guitarra de Slash por aquí y por allá, siempre se daba sus lujitos y equilibraba bastante bien entre respetar los solos originales de las canciones y meter riffs y melodías nuevas.

Foto: Lulú Urdapilleta

También sonaron “Civil War”, “Dead Horse”, y “You Could Be Mine”, pero no fue hasta que sonó “Sweet Child O’ Mine” cuando la gente sacó los celulares para grabar ese inolvidable momento. “Nomames nomames nomames!!!”, escuchamos decir a varios señores con lágrimas en los ojos mientras abrazaban a sus amigos, y pues no era para menos… este concierto era un viaje al pasado, una cucharada de nostalgia.

Terminó esa canción, y Axl se fue derechito al piano… ya sabíamos qué canción seguía. En las pantallas comenzamos a ver unos visuales como de lluvia y pos sí, llegaban los primeros acordes de “November Rain”. Si con “Sweet Child O’ Mine” había señores llorando, con esta fue un diluvio de lágrimas. El vocalista de Guns N’ Roses se lució como los grandes en el piano y nos regaló una de las interpretaciones más bonitas de este exitazo del ‘Use Your Illusion I’, y no nos queda nada más que darle las gracias a Axl Rose por escribir esta canción.

Foto: Lulú Urdapilleta

Después sonó “Knockin’ on Heaven’s Door“, y como que acá la banda ya interactuaba más con la gente, como que poco a poco se fueron soltando. Acá Axl dijo que era la última canción pero sabíamos que aún faltaba “Don’t Cry”, y “Paradise City“, canciones que llegaron después del encore y que fueron coreadas monumentalmente. Es más, hasta tocaron “So Fine“, que se dice no tocaban desde principio de los 90… eso sí está heavy.

Cuando cuenten que hubieron bandas de rock en todo el sentido de la palabra, seguramente se referirán a shows en peligro de extinción como el que hoy dió Guns N’ Roses. Con no menos de seis liras y como lo dijimos antes, Slash dio cátedra de solos exclusivos para México y sin tener miedo a nada. La comunión entre un frontman épico y un guitarrista legendario es rarísima y podemos presumir que pudimos presenciarla. Una arreglista en vivo endereza todo y lleva a los angelinos a conquistar un Vive Latino que no era algo fácil, con un estándar altísimo para todos.

Foto: Lulú Urdapilleta

Setlist

1. It’s So Easy
2. Mr. Brownstone
3. Chinese Democracy
4. Welcome to the Jungle
5. Slither (Velvet Revolver cover)
6. Double Talkin’ Jive
7. Better
8. Estranged
9. Live and Let Die (Wings cover)
10. You’re Crazy (Slow version)
11. Rocket Queen
12. You Could Be Mine
13. So Fine
14. Civil War
15. Dead Horse
16. Slash Guitar Solo
17. Sweet Child O’ Mine
18. November Rain
19. Knockin’ on Heaven’s Door (Bob Dylan cover)
20. Nightrain

Encore:
21. Don’t Cry
22. Patience