José José en Conferencia de Prensa. Foto: Getty

Un año sin ‘El Príncipe’: Las enfermedades que afectaron la voz de José José

La memoria artística de México recordará con tristeza este día para siempre. El 28 de septiembre de 2019 perdimos a José José, una de las más grandes figuras musicales de este país y de la comunidad hispanohablante. José Rómulo Sosa Ortiz -su nombre verdadero- falleció a los 71 de edad, dejando un legado enorme lleno de melodías inspiradoras, frases célebres y rastros de polémica.

En efecto, ‘El Príncipe de la Canción’ es recordado por su obra, delineada por temas como “El Triste” o “La Nave del Olvido” que son parte importante de la identidad musical mexicana. Sin embargo -y desafortunadamente- llegó un momento en que la voz del ídolo, castigada por un cúmulo de enfermedades y adicciones, se apagó parcialmente incluso antes que su propia vida.

También puedes leer: Recordemos la histórica presentación de José José en el OTI interpretando “El Triste”

José José y la Enfermedad de Lyme

Existe un estigma poco claro sobre José José y la pérdida de su increíble voz. En internet -sobre todo redes sociales- se suele atribuir estas afecciones al excesivo consumo de alcohol que él mantenía. Pero la bebida solo fue un detonante de lo que nuestro Príncipe en realidad padecía. Enfermedades respiratorias y diversas infecciones fueron otros de los motivos por los que, poco a poco, se alejó de los escenarios y los estudios de grabación.

Por ahí de 2014, el cantante declaraba con confianza que podría recuperarse de la Enfermedad de Lyme que contrajo entre 2007 y 2009. “Todavía existe la posibilidad de que aislando la bacteria de Lyme, para que no cause la parálisis, mi garganta vuelva a recuperarse del daño”, dijo en aquel año en declaraciones recogidas desde Excelsior.

¿Qué le ocasionó este padecimiento al ‘Príncipe’? Gran parte de su vida, José José se mantuvo con la mitad izquierda de su cuerpo paralizado: el rostro, el estómago, los intestinos y, del sistema respiratorio, la faringe y un pulmón fueron los órganos que principalmente se vieron afectados, impidiéndole llevar una buena calidad vida incluso antes de que le diagnosticaran cáncer de páncreas en 2017.

La Enfermedad de Lyme es una infección ocasionada por las bacterias borrelia burgdorferi y la borrelia mayonii que comúnmente se transmite a través de las garrapatas de ciervo. Si la enfermedad no se ha diagnosticado de manera precisa, su progresión desemboca en problemas neurológicos severos pues la bacteria alcanza las membranas que cubren el cerebro y las inflama. De ahí se produce la parálisis facial , de musculosos y órganos.

‘El Príncipe’ y la neumonía

Muchos años atrás, José José, en medio del despegue de su carrera, sufrió un severo caso de neumonía. Este padecimiento fue recurrente hacia su últimos días, pero fue el cuadro de 1972 el primero que puso en peligro su vida y su carrera.

Aquel ataque vino luego de no haberse tratado un cuadro gripe que presentó. La complicación incluso provocó que su diafragma quedara paralizado, dejando un daño irreversible en uno de sus pulmones. Esto lo llevó a someterse a extensos ejercicios para recuperar la capacidad pulmonar.

Foto: Instagram (josejoseoficial)

¿Cómo complicó la enfermedad al cantante? Pues bien, dentro de los pulmones tenemos alveolos, pequeños sacos que se llenan de aire cuando respiramos. En las personas que se enferman de neumonía, los alveolos se llenan de pus y líquido, provocando que la respiración sea dolorosa además de que limita la absorción de oxígeno. Diversos virus  y bacterias como el Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Pneumocystis jiroveci son las causas frecuentes.

 

También puedes leer: ¡Youtubers quedan impactados con la increíble voz de José José!

El reflujo y la afección de sus cuerdas vocales

El ‘Príncipe de la Canción’ también mantuvo un constante padecimiento de reflujo producto de una hernia hiatal en el estómago. Este tipo de hernias provocan que el ácido gástrico salga por el diafragma. Eugenia Chávez, la médico foniatra que atendió al artista a lo largo de su carrera, explica cómo el reflujo afectó sus cuerdas vocales:

“Él empezó con un problema de reflujo muy intenso debido a una hernia hiatal, que es una apertura muy grande del diafragma, eso hace que parte del estómago suba al tórax. Al suceder esto con el reflujo, se queman la cuerdas vocales e impide que ondulen, entonces ya la persona no habla y menos canta”.

Junto a esta afección, también cabe recordar la operación a la que sometió hacia finales de los 80 para extirparse los nódulos en las cuerdas vocales. Estos crecimientos -mayormente benignos no cancerosos- aparecen por el uso excesivo de la voz y provocan que las cuerdas vocales se mantengan rígidas haciendo imposible el habla y el canto.

Todas estas enfermedades y padecimientos, aunados por supuesto al consumo de sustancias como alcohol y cortisona, deterioraron cada vez más la capacidad de José José para no solo cantar; también hablar ya era complicado en el último tramo de su carrera. ¿Qué habría sido de ‘El Príncipe de la Canción’ sin tantas afecciones? Posiblemente, una carrera mucho más extensa. Lo único que nos queda es disfrutar su legado. Hasta siempre, José José.