Como milagro de fin de año, los Red Hot Chili Peppers anunciaron que después de casi 10 años sin contar con él, el querido y talentoso John Frusciante volvería a la banda californiana. Aunque esto emocionó a todos los fanáticos –porque todo el trabajo que hicieron junto a Frusciante es considerado como lo mejor de su discografía– se nos olvida una persona que quedó fuera de la jugada, Josh Klinghoffer.

Después de la gira de Stadium Arcadium, el último disco con la alineación original, John dejó a los Red Hot Chili Peppers y en su lugar entró Josh –quien estuvo junto a ellos durante ese tour como técnico y guitarrista de apoyo–. Evidentemente con la noticia del regreso de Frusciante, la banda también aprovechó para anunciar que Klinghoffer dejaría de tocar junto a Anthony Kiedis, Flea y Chad Smith. 

Durante una reciente entrevista que Ultimate Guitar le hizo a Josh, el guitarrista mencionó que no había resentimientos tras el regreso de Frusciante, aunque fue muy contundente pues solo dijo que no existían esa clase de sentimientos dentro de él. También le preguntaron cuál había sido el aprendizaje más grande durante todo este tiempo, pero dijo que era muy temprano para sacar esa clase de conclusiones.

Con Klinghoffer en las seis cuerdas grabaron solamente dos discos de estudio, I’m With You (2011) y The Getaway (2016), además durante todo ese tiempo pasó mucho tiempo tocando y componiendo junto a los demás miembros de los Red Hot Chili Peppers, es por eso que eligió sus riffs y aportes favoritos a lo largo de casi una década: “¿Desde el punto de vista de la guitarra? Tal vez sería “The Longest Wave” o el final de “Goodbye Angels”. El solo de “Dark Necesidades” también me gusta mucho”. 

josh-klinghofer-1

Foto: Getty Images

En noticias más amables, recientemente el baterista de la banda, Chad Smith, dijo que los Chili Peppers junto a John Frusciante darán algunas presentaciones por festivales en Estados Unidos, además por ahí se le salió decir que ya están en el estudio trabajando en rolas nuevas y en un posible disco que podría ver la luz este año. Crucemos los dedos para que así sea.