Foto: Getty Images

Las 10 mejores ceremonias de inducción en el ‘Rock & Roll Hall of Fame’ (parte 2)

Este mes de septiembre se cumplieron 25 años de la inauguración del Rock & Roll Hall of Fame (o Salón de la Fama del Rock & Roll), un museo con sede en el poblado de Cleveland, en el estado de Ohio, Estado Unidos, dedicado al recuerdo y memoria de los artistas más famosos e influyentes en la industria musical.

Como recordarán –y porque dicen que recordar es volver a vivir– hace unos días les compartimos un listado de las mejores ceremonias de inducción que este museo ha visto a través de su historia. Por ello, acá les va la segunda parte con las otras cinco bandas que dejaron su huella en el Rock & Roll Hall of Fame y el mundo de la música

Las 10 mejores ceremonias de inducción en el ‘Rock & Roll Hall of Fame’ (parte 2)

Foto: Getty Images

Beastie Boys

Los originarios de New York no se podían quedar fuera de la gran fiesta de inmortalidad dentro de la industria de la música. En el 2012, los Beastie Boys llegaron al Hall Of Fame, inducidos por Chuck D, de Public Enemy, y por LL Cool J.

Un merecidísimo reconocimiento se otorgó a los pioneros del hip-hop con ritmos impulsados por ingeniosos juegos de palabras, empalmes de géneros inteligentes y videos sumamente creativos; una banda que nunca tuvo miedo de experimentar y evolucionar, convirtiéndose en partidarios vocales de causas sociales y problemas globales.

Las 10 mejores ceremonias de inducción en el ‘Rock & Roll Hall of Fame’ (parte 2)

Foto: Getty Images

Desde que Billboard comenzó a registrar el número de ventas en 1991, Beastie Boys es el grupo de rap que más ventas ha logrado alrededor del mundo. Sin embargo, Chuck D, dentro de su discurso, cuestionó el real valor que tiene el hip-hop dentro de la industria: “No hay una medida adecuada del impacto que los Beastie Boys tuvieron en la música”, siendo apenas el tercer grupo de rap incluido dentro del Rock & Roll Hall Of Fame.

El momento emotivo de la noche llegó cuando Adam Horovitz, en compañía con Michael Diamond, leyó la carta que escribió Adam “MCA” Yauch, bajista de la banda, antes de morir el 4 de mayo de ese mismo año en el 2012 a los 47 años a causa del cáncer que padecía en la parótida. Sin duda, de las ceremonias más emotivas que se han visto.

David Bowie

Una carrera de 50 años caracterizada por una evolución constante llena de innovación y una profundidad intelectual en cada una de sus obras, quedó inmortalizada en lo más alto de la industria musical un 6 de enero de 1996.

Inducido por David Byrne de Talking Heads, con quien comparte un puente musical a través de Brian Eno a finales de los 70’s, aquella noche Byrne abría el discurso diciendo “Cuando llegó David, el rock & Roll necesitaba un tiro en el brazo”, destacando la revolucionaria carrera de Bowie que entregó siempre miles de formas imaginativas de música, explorando diversos géneros musicales, siempre futurista e imposible de encapsular sus diversos rostros en uno solo.

Foto: Getty Images

Esa noche Madonna fue la encargada de aceptar dicha distinción en nombre de David Bowie, algo que hizo con un discurso donde mencionó la manera en la que Bowie le cambió la vida cuando ella sólo tenía 15 años de edad, pues él fue el primer show que vio en vivo. Uno que califica como el mejor concierto de su vida.

Fleetwood Mac

En 1998 e inducidos al Rock & Roll Hall of Fame por Sheryl Crow, Fleetwood Mac se hizo de un nombre en la máxima distinción en este salón.

Una banda que se formó a finales de los años 60 y que en la década de los 70 se convirtió en una de las agrupaciones más influyentes, escribiendo algunas de las canciones más memorables de aquellos días. A través de grandes discos como Rumors –uno de los 10 álbums más vendido de todos los tiempos– o Tusk, Fleetwood Mac logró posicionarse de forma importante logrando ventas multimillonarias. 

Sheryl Crow aquella noche, dentro de su discurso, mencionó que Fleetwood Mac se ha dedicado a “Desafiarnos a todos a mirar el lado sensual y espiritual de nosotros mismos”, una noche donde interpretaron canciones como “Say You Love Me”, “Landslide” y “Big Love”.

Janis Joplin

Perteneciente al famoso “club de los 27”, Janis Joplin entró al Rock & Roll Hall of Fame en enero de 1995, inducida por Melissa Etheridge, quien mencionó en su discurso que “simplemente, sin intentarlo, Janis se convirtió en un icono”.

La cantante era rock and roll de tiempo completo a través de un Blues que emergió a finales de la década de los años 60, siendo una de las voces más poderosas de aquellos tiempos; convirtiéndose en la primera reina del rock.

El discurso de Melissa Etheridge fue totalmente hecho con el corazón, siempre diciéndole la verdad mencionó que ella “realmente la amaba porque se llevó un pedacito de su corazón, ella escribía poesía”. El vibrante speech de Melissa también describe la vida de Janis Joplin inmersa en el mundo de las drogas y la libertad, conceptualizando aquello como una fórmula sumamente peligrosa. Esa noche los encargados de recibir la distinción fueron sus hermanos Laura y Michael Joplin, un regalo que Janis recibió una semana antes de lo que hubiera sido su cumpleaños.

Pink Floyd

En 1996 e inducidos por Billy Corgan, de Smashing Pumpkins, Pink Floyd entró al Rock & Roll Hall of Fame. Los arquitectos de grandes movimientos musicales como el rock psicodélico y el rock progresivo, fueron, son y serán por muchos años más una de las voces más representativas de causas sociales, políticas y emocionales.

Corgan describió su vida creciendo en las décadas de los años 70 y 80 escuchando a Pink Floyd, alrededor de prismas y pirámides espectaculares y locas. Siempre estacando su trabajo artístico, pero sobretodo lo que musicalmente le aportaron y le inspiraron, afirmando que sin duda es la mejor música que ha escuchado en su vida.

Las 10 mejores ceremonias de inducción en el ‘Rock & Roll Hall of Fame’ (parte 2)

Foto: Getty Images

Durante su discurso, Billy Corgan contó que cuando tenía 17 años a su mamá le diagnosticaron cáncer, uno de los momentos más dolorosos de su vida, y justo en ese preciso momento llegó a su vida la icónica canción ‘Wish You Were Here’, y escuchándola una y otra y otra vez él lloraba a través de aquella hermosa canción, misma que pudo interpretar con sus ídolos, quienes los acompañaron musicalmente en uno de los peores momentos de su vida.

Y para ustedes, ¿cuál es la mejor ceremonia de inducción que ha visto el Rock & Roll Hall of Fame?