Fotos: Getty

Porque la música no nos faltó: Estos son los mejores discos que hemos escuchado en 2020

Por más increíble que parezca, el 2020 se está terminando y después de tantos meses viviendo en casa por la pandemia, lo único que nos salvó de no volvernos locos al estar tanto tiempos encerrados fue la música. A pesar de que los conciertos y festivales en vivo se tuvieron que posponer por el coronavirus, y por más extraño que esto suene, la industria no paró, las bandas y artistas aprovecharon este tiempo para grabar, producir y lanzar discos espectaculares. 

Aunque para ser honestos, esta temporada es cuando más rolas y álbumes hemos escuchado, tanto así que a veces no nos da la vida de escuchar joyas que andan por ahí, esperando a que las descubramos. Desde leyendas de la música hasta jóvenes que se van abriendo puertas dentro de la industria musical, todos y cada uno nos sorprendieron a su manera con trabajos que nos volaron la cabeza por completo y que nos hicieron pensar que no todo estaba perdido.

Porque la música no nos faltó: Estos son los mejores discos que escuchamos en 2020

Imagen ilustrativa/ Foto: Pixabay

Es por eso que en Sopitas.com y aprovechando que tuvimos discos de rock, pop, electrónica y de más géneros, queremos cerrar el año como se merece, armando una lista con los mejores discos que escuchamos este 2020. Ojo, no pretendemos que esto sea definitivo y no tienen un orden en particular, pero nos encantaría que ustedes, queridos lectores, también compartieran con nosotros aquellos álbumes que los emocionaron durante todo estos meses, ¿están listos?

Fiona Apple – ‘Fetch the Bolt Cutters’

Después de casi ocho años de silencio, la maravillosa Fiona Apple lanzó su quinto álbum de estudio, Fetch the Bolt Cutters, un disco que sin duda no pasó desapercibido y entendemos por qué se tardó tanto en publicarlo. A lo largo de las 13 rolas perfectamente cuidadas, podemos escuchar la evolución musical de esta maravillosa artista, la cual se liberó por completo y a través de sus melodías hace una crítica social de todo tipo.

Fiona le tira a aquellos que pusieron expectativas que no iban con ella, a quien presenta su vida como un panfleto propagandístico, a la maldad de las personas. Pero también se toma el tiempo para hablar de otras cosas como la frustración, la dificultad para relacionarse así como su inconformidad con la sociedad vacía y pretensiosa en la que menciona que vivimos, a tal punto de que en un momento podemos sentir que nos grita. Un disco intenso de principio a fin, pero que sin duda nos voló la cabeza.

Run the Jewels – ‘RTJ4’

Dicen por ahí que las mejores cosas llegan en el momento, y eso ocurrió con el cuarto disco de Run the Jewels, RTJ4. Además de tener que lidiar con el coronavirus y a raíz del asesinato de George Floyd, el hombre afroamericano que murió asfixiado por la policía, el movimiento Black Lives Matter resucitó en Estados Unidos para levantar la voz en contra de la violencia racial y la brutalidad policial; y por supuesto que la música no se podía quedar callada ante esto.

En medio de este clima tan turbio, Killer Mike y El-P regresaron con un álbum lleno de letras devastadoras y certeras, las cuales están cargadas de critica social (sobre todo hacia el abuso de autoridad). Aunque de paso, también hablan sobre cómo las redes sociales se han convertido en la esclavitud moderna, todo esto aderezado con grandes colaboradores como Mavis Staples, Josh Homme, Zach de la Rocha, Pharrell Williams y 2Chainz.

Georgia – ‘Seeking Thrills’

Algo que sin duda nos llenó de buena vibra en este extraño 2020 fue la música para bailar, y para eso se pinta sola Georgia. Desde el año pasado comenzó a lanzar algunos sencillos emocionantes y nos demostró de lo que era capaz con su presentación en el Corona Capital, pero en enero decidió estrenar su segundo álbum de estudio, Seeking Thrills, y desde ahí el mundo conoció como se debe a esta joven tan talentosa.

A lo largo de trece canciones, la británica nos lleva por un viaje donde los sintetizadores y las baterías frenéticas son el principal componente. Este es un disco que no se complica para nada intentando fórmulas complejas y densas, al contrario, busca que cualquiera que le de play lo disfrute y saque sus mejores pasos de principio a fin; es ahí donde radica su genialidad. No por nada, estuvo nominado a los premios Mercury Prize de este año. 

JARV IS… – ‘Beyond The Pale’

Sin duda uno de los regresos más inesperados del 2020 fue el de Jarvis Cocker, quien después de tres años sin lanzar música nueva, nos presentó un disco bastante interesante, Beyond The Pale con el proyecto que hace un buen rato, JARV IS… Para este material discográfico, el ex líder de Pulp decidió explorar sus raíces musicales de aquellos lejanos años del britpop y las mezcla con un montón de beats electrónicos. 

En todo este álbum y según lo que él mismo nos contó, Jarvis se cuestiona a sí mismo y hace preguntas que quizá no responde claramente en cada una de las canciones –porque lo deja a la interpretación de los escuchas– pero nos demuestra que está evolucionando y madurando, a pesar de tener una enorme carrera y llevar años dentro de la industria. Toques que nos recuerdan la teatralidad de su interpretación en vivo, combinado con un sonido reinventado es lo que encontrarás en este maravilloso álbum.

Fontaines D.C. – ‘A Hero’s Death’

Por supuesto que en este caótico año, no nos faltaron los guitarrazos, y esos llegaron patrocinados por Fontaines D.C. Si su álbum debut había sido emocionante, lo que lograron los de Dublín con su segundo disco, A Hero’s Death fue elevar el hype a los cielos con su propuesta, con riffs ensordecedores y canciones completamente sinceras; pero no es una emoción inflada, al contrario, se puede justificar con cada una de sus rolas. 

Y es que el título de este álbum encaja a la perfección con lo que quieren decir, a lo largo del álbum denuncian a la falsas figuras que nos han tratado de imponer por años distintos medios, lo banal y hasta de los estándares de belleza. Aunque también nos mencionan que es importante enfrentarse a la rutina y a los miedos que inevitablemente tenemos –porque somos humanos–, así como derribar las falsas ideas que existen sobre el éxito. Un disco de rock que no sabíamos que necesitábamos en estos tiempos. 

boy pablo – ‘wachito rico’

Las nuevas promesas de la música también nos sorprendieron, y ese es justo el caso de boy pablo quien, después de anticipar por un buen rato su álbum debut con sencillos llenos de nostalgia e inocencia, este 2020 por fin lanzó wachito rico, su carta de presentación al mundo tras varios años preparándolo en su habitación. Y por supuesto que no podíamos esperar menos de él, pues se perfila como una de las más grandes promesas de la música.

El artista chileno/noruego no se complica para nada la vida, de hecho nos muestra rolas con melodías juguetonas que nos recuerdan a esas épocas de juventud, cuando éramos felices y sí lo sabíamos, con las cuales todo el mundo se puede identificar. Situaciones tan comunes como el amor y su contraparte, la sensación de estar en casa, la sensación de libertad y que todo lo puedes, la soledad y hasta que no te crezca el bigote, jiar jiar, son algunos de los temas que toca Pablo en este disco.

Phoebe Bridgers – ‘Punisher’

Las mujeres dentro de la música han hecho cosas grandiosas, y afortunadamente estamos viviendo una época donde una nueva generación de artistas con sensibilidad, fuerza y sobre todo mucho talento están explotando en todo el mundo, como el caso de Phoebe Bridgers. A tres años del lanzamiento de su primer álbum, la compositora californiana volvió con uno de los materiales más interesantes que escuchamos este 2020, Punisher.

En esta ocasión, Phoebe se clava en ese folk un tanto más minimalista que nos presentó en su debut y llevándolo a otro nivel, con un montón de capaz densas. Aunque también nos muestra un verdadero yin y yang musical, con un par de temas rápidos para simplemente levantarnos el ánimo y baladas íntimas en las que puedes sentir que te canta al oído. Por eso y muchas más está en las categorías de rock y alternativo de los Grammy 2021.

Laura Marling – ‘Song For Our Daughter’

En algún punto del encierro e inevitablemente nos hemos sentidos melancólicos y nostálgicos, y para seguir echándole sal a la herida recurrimos a artistas que nos pongan en el mood, una de ellas sin duda es Laura Marling. Con sus álbumes previos nos demostró que era una artista que estaba madurando y ensamblando toda clase de sonidos, eso sí, todo bajo su propio sello, pero en esta ocasión para Songs For Our Daughter, optó por mantener todo simple. 

En este disco, la artista británica explora hacia sus adentros, mostrando una faceta más reflexiva y madura. Laura le dedicó este álbum a la hija que aún no tiene, pero que algún día desearía tener, y quizá es por eso que lo percibimos como un álbum donde además de sentir la cercanía de su voz y melodías, hace un viaje musical introspectivo para dejar a través de las canciones todas esas inseguridades y miedos a los que se deberá enfrentarse esa pequeña Marling cuando llegue a este mundo.

HAIM – ‘Women in Music Pt. III’

Los últimos años no han sido fáciles para las hermanas Haim, la muerte de la mejor amiga de Alana, la diabetes de Este –que agotó sus fuerzas en las últimas giras– así como la depresión de Danielle son solo algunas de las cosas que han tenido que superar. Y eso queda muy claro en su más reciente álbum de estudio, Women in Music Pt. III, donde a pesar de todos esos momentos grises, nos demuestran que están más fuertes que nunca. 

Alejándose de esas canciones vibrantes y ruidosas de sus primeros trabajos, acá la banda se siente mucho más madura, con temas mucho más trabajados que se clavan más en la producción de melodías que nos saquen de esa tristeza para dejarnos muy claro que los días malos son llevaderos con la música ideal. En este disco, las tres vuelven a su estado puro a la música y como siempre, juntas ante todo.

Dua Lipa – ‘Future Nostalgia’

Cuando Dua Lipa anunció que estaba trabajando en su segundo álbum, las expectativas estaban muy altas, pues habían pasado casi tres años desde su debut homónimo. Afortunadamente, logró cumplirlas y superarlas con Future Nostalgia, donde como su nombre indica, se trata de un disco de pop y discoteca nostálgico con influencias del dance-pop y la música electrónica, inspirado en la música que la cantante de 25 años escuchaba durante su infancia.

Y es que no podemos negarlo, rolas como “Don’t Start Now”, “Levitating” o “Break My Heart” nos hicieron desear que la pandemia terminara para ir corriendo a la pista de baile y sacar nuestros mejores pasos. Con este álbum, Dua se reinventa y nos recuerda distintas épocas de la música, y a pesar de hablar de repente sobre corazones rotos, nos levantó el ánimo durante todos estos meses. En pocas palabras, creó un clásico instantáneo. 

Future Islands – ‘As Long As You Are’

Ni siquiera el 2020 y el coronavirus detuvieron los planes tan ambiciosos que algunas bandas tenían, como Future Islands. Tras tres años trabajando duro, la banda de Baltimore cierra una trilogía que arrancó en 2014, con su sexto álbum de estudio, As Long As You Are, un disco bastante especial que tiene un mensaje muy importante para estos tiempos tan confusos que nos ha tocado vivir: todos merecemos ser felices a nuestra manera.

Sam T. Herring lleva toda la vida buscando el amor verdadero y luchando contra sus propios demonios, y este álbum es una declaración a través de 11 rolas de que por fin ha encontrado esto, pues anda con la actriz sueca de Midsommar, Julia Ragnarsson. Pero también se da el tiempo de recordarnos que antes de querer a alguien, debemos tener amor propio. Aunque musicalmente hablando no evolucionan en su sonido, es agradable escuchar temas nuevos de este bandota.

Sufjan Stevens – ‘The Ascension’

Después de tanto tiempo dentro de la industria musical, Sufjan Stevens no deja de sorprendernos con su enorme evolución, y muestra de ello es el disco que nos presentó en 2020, The Ascension. En los últimos años el músico estadounidense se dedicó a colaborar con un montón de artistas, pero al parecer lejos de terminar estos álbumes, aprendió de cada uno de ellos y eso lo llevó a su próximo material discográfico. 

Este es un ejercicio en el que Sufjan se mira al espejo y reflexiona sobre quién es y a dónde quiere ir. Claro, todo esto a través de melodías electrónicas, pues los beats, sintetizadores y secuencias moduladas son el hilo conductor del álbum, que sirve como la base para para dar mensajes íntimos y muy personales un tanto doloroso –así como un par de críticas sociales–, mostrándonos ese lado humano y sincero que pocas veces nos dejan ver los artistas.  

Disclosure – Energy

A falta de festivales en los que pudiéramos disfrutar de la música electrónica, los discos nos hicieron el paro para no extrañar esa vibra única que se siente al estar en medio de miles de personas reunidas en un solo lugar. Es por eso que muchos artistas intentaron llevar la fiesta hasta nuestras casas, pero Disclosure quiso ir más allá, pues los hermanos Lawrence nos presentaron el material discográfico más ambicioso de su corta y fructífera carrera, Energy.

Sabemos que su fuerte son las colaboraciones, y en esta ocasión no decepcionaron pues juntaron a figuras que si bien no son tan espectaculares como las que tuvieron en su disco previo, están llenas de talento. Kehlani, slowthai, Channel Tres, Fatoumata Diawara y hasta Khalid son algunos de los músicos que prestaron sus voces en un álbum que nos lleva por una montaña rusa de sintetizadores, beats y temas para imaginarnos bailando como si no hubiera un mañana. 

Gorillaz – ‘Song Machine, Season One: Strange Timez’

Por supuesto que lo único que nos hacía falta para que este año –que nos trató de la patada– mejorara es que Damon Albarn y Jamie Hewlett regresaran con su proyecto más famoso, Gorillaz. Lo que al principio pensábamos que solamente sería una serie musical donde veríamos a 2-D, Murdoc, Russel y Noodle componiendo con varios invitados en los Kong Studios, se convirtió en su séptimo álbum de estudio, Song Machine, Season One: Strange Timez.

El sello de la casa de la banda animada siempre han sido los colaboradores, y en esta ocasión Albarn nos sorprendió reclutando a Robert Smith, Elton John, Beck, St. Vincent, Peter Hook, el fallecido Tony Allen, con algunas de las promesas de la música y artistas de todas partes del mundo, como Fatoumata Diawara, CHAI!, slowthai, Georgia (que también aparece en esta lista) y más. El resultado es un disco que refleja a través de rolas diferentes entre sí lo que estamos viviendo, tiempos extraños.

The Weeknd – ‘After Hours’

El gran ausente en las nominaciones de los Grammy y con justa razón es The Weeknd, más allá del pancho que anda haciendo en redes (si no saben qué onda, POR ACÁ les contamos), pues este año nos sorprendió con su cuarto material discográfico, After Hours. Y es que para ser honestos, ¿hay alguien que no haya escuchado “Blinding Lights” y otros sencillos durante todos estos meses? La verdad es que quien se atreva a decir lo contrario, no le creeremos.

Abel Tesfaye lanzó este disco donde crea un personaje y nos cuenta su historia a través de las 14 canciones, donde mezcla el synth pop, new wave, dream pop y un toque de R&B para mostrárselos a toda una nueva generación y en el camino, presentarnos uno de los mejores trabajos de su carrera hasta la fecha. Sin duda, este es uno de los álbumes que al escucharlo en el futuro, nos recordará todo lo que tuvimos que vivir en el extraño 2020.

Soccer Mommy – Color Theory

Sophie Allison, mejor conocida por el pseudónimo de Soccer Mommy, ha estado involucrada en la música desde temprana edad. Con tan solo 22 años y siendo relativamente joven, ha tenido chance de salir de gira junto a bandas y artistas bastante conocidos como Paramore, Foster The People, Kacey Musgraves o Slowdive, es por eso que esperábamos con ansias su segundo álbum de estudio, Color Theory.

En este álbum, la artista termina de pulir ese sonido pop y rock que tanto la caracteriza y que mezcla con letras con las cuales es muy fácil identificarse. Y es que tiene rolas para cualquier situación, desde aquellas que nos hacen estallar de felicidad hasta otras para esos momentos de soledad y de introspección. Este es uno de esos discos que simplemente debes ponerte tus audífonos y darle play, porque estamos seguros que lo disfrutarás de principio a fin. 

Moses Sumney – ‘græ’

Para Moses Sumney no existen reglas, hace lo que quiere y la verdad es que en estos momentos, se agradece tener artistas como él que se arriesguen a experimentar sin esperar que la crítica o los fans alaben sus álbumes. Pero lo que hizo con græ, su segundo material discográfico es algo espectacular, pues él mismo se llevó al límite, explorando toda clase de sonidos y géneros, reuniéndolos en un disco que por más extraño que parezca, suena congruente. 

Sin definirse como soul, ni como jazz, ni como R&B, ni como folk ni como art rock, o encasillándose en general como todo eso, al mismo tiempo, el californiano de origen ghanés entrega un álbum rico musicalmente hablando, canciones difusas y complejas forman parte de la propuesta de este gran artista, que a lo largo de poco más de una hora, nos habla de la enajenación en la que nos envuelven las redes sociales y cuestiona los estereotipos de género y hasta de raza.

Yves Tumor – Heaven to a Tortured Mind

Yves Tumor no es para nada nuevo en el panorama musical, pues desde hace un buen rato ha estado componiendo y tocando por todos lados donde le dan chance de mostrar su propuesta, que curiosamente no se puede encasillar en un género en específico, es más, a veces no los ritmos en sus rolas cambian de un momento a otro. Sin embargo ese es el encanto de la música que crea, pues nos invita a salirnos de la zona de confort y entrarle a todo tipo de sonidos. 

Y en este caso en Heaven To A Tortured Mind da una muestra de esto, pues a pesar de que se siente la presencia de un montón de guitarras eléctricas acompañado de lamentos y voces profundas, no lo podemos encasillar como un disco de rock. Mejor no les contamos más y déjense llevar por las rolas que este musicazo creó para uno de los discos más importantes de su carrera, porque estamos seguros que no pararán de escucharlo.  

The Killers – ‘Imploding the Mirage’

Después de tres años de espera, con mucha expectativa y después de una serie de retrasos, por fin llegó el sexto álbum de estudio de The Killers, Imploding the Mirage, un disco en el que Brandon Flowers y Ronnie Vanucci se liberan de todas las presiones que tenían al ser una banda de renombre, que para ser muy honestos, nos trajo el sentimiento de rock de estadio justo cuando no hay conciertos en vivo. 

El cuarteto de Las Vegas contó con invitados especiales que, si bien no son espectaculares, por supuesto que llaman la atención porque son el futuro de la industria musical. Weyes Blood, Lucius y K.D. Lang acompañan a la banda en un camino donde buscan crear un sonido atemporal, que juguetea con el rock y pop ochentero sin pretender nada más; y que para ser honestos, escuchar este disco fue una de las más grandes sorpresas del año. 

Sault – ‘Untitled (Rise)’

Uno de los grupos más misteriosos pero a la vez espectaculares de los últimos años es SAULT, un colectivo que ha estado detrás de temas para artistas como Little Simz y el ganador del Mercury Prize de 2020, Michael Kiwanuka. Después de sus primeros tres álbumes, lanzados entre 2019 y este año, vuelven con la continuación de Untitled, (Rise), que como su predecesor es abrumante, excelso y único en su tipo.

Todas las 15 canciones que aparecen en el disco tienen un gran alcance en quien lo escucha; hay una suave e impecable construcción de soul, un toque defrenesí de jazz, y épicas melodías sombrías que fácilmente podrían sonar en una película. Cada uno de los diferentes sonidos son electrizantes, y todos nos golpean como una verdadera cachetada en nuestras caras. Es eléctrico y ecléctico, y sin duda de lo mejor que se estrenó este año. 

Rolling Blackouts Coastal Fever – ‘Sideways to New Italy’

Desde Australia para el mundo, llega una banda de indie rock sumamente emocionante, Rolling Blackouts Coastal Fever. Después de lanzar su álbum debut en 2018, refrescando con su sonido la escena de aquel país, este año decidieron que era el indicado para estrenar su segundo material discográfico, Sideways to New Italy, que por supuesto los coloca como una de las jóvenes promesas dentro de la industria que no podemos dejar pasar. 

Al estar tanto tiempo de gira, los integrantes regresaron a sus casas y se sintieron como unos verdaderos extraños. Es por eso que en este disco decidieron indagar en el pasado de cada uno así como los sitios donde se hicieorn quienes son, el resultado es una colección de canciones que nos atraparon desde el inicio, con melodías y riffs pegajosos, así como por la buena vibra que transmiten durante 40 minutos. Este álbum simplemente te hará sentir bien.