Foto: Especial

‘Muzz’: La nueva banda de Paul Banks nos trae viejos conocidos en su primer disco

Siempre nos intriga cómo es que se forma una superbanda. ¿Se habrá formado desde hace tiempo la idea en su cabeza?, ¿serán fanáticos un integrante de otro?, ¿habrá sido recomendación de alguna amistad en común? Posiblemente la respuesta más ordinaria nos lleve a pensar que en alguna peda tertulia intelectual, sus miembros acordaron echar un toquín nomás por diversión y acabó en un disco… ese no es el caso de Muzz. Ahorita les contamos por qué.

Algo que nos fascina de estos nuevos proyectos, es que se nota que les emocionan a sus propios integrantes y hay mucha dedicación en algo que puede ser fugaz o que llegó para quedarse, pero siempre nace de las ganas de reinventarse.

Muzz es un retiro vacacional y hasta terapéutico para Paul Banks (Interpol), Matt Barrick (The Walkmen) y Josh Kaufman (Bonny Light Horseman), que se transmite como el espacio que se hicieron de sus proyectos ordinarios para cambiar de aires, aunque sea por un rato.

La trayectoria de Interpol parece restringir la experimentación que Banks puede usar en canciones, y como ya habíamos notado en su proyecto solista como Julian Plenti, ese deseo necesitaba salir. Por ejemplo, “Evergreen” descoloca a Banks de la imagen de frontman solemne y rudo de una banda de rock, y lo ubicamos más como un tipo relajado en un trabajo vocal doble bastante atractivo.

Flautas, metales, coros angelicales, cascabeles y demás elementos se integran en Muzz, que, pese al timbre triste que tiene Paul, entrega un sonido que transmite paz y contemplación. Justo algo de lo que lo que muchos necesitan en un año que se siente como un juego de Jumanji que se salió de control.

Relájense con esta joyita, que también tiene una de las mejores letras de Banks:

No hay protagonismo de alguno de los elementos sonoros de este disco, si bien hay guitarra en canciones como “Patchouli”, son igual de importantes los sintetizadores que van creciendo, percusiones y los metales que llegan al final. Este tipo de canciones tan tranquilas nos hacen visualizar a Muzz tocando en un foro para pocas personas, en un concierto íntimo que tendrá que pasar tal vez el año que viene.

Gran parte de la tranquilidad que se siente en Muzz viene de que el trío bajó las revoluciones de sus proyectos pasados, salvo Josh Kaufman, dedicado desde antes al folk. “Red Western Sky” se siente hasta terapéutica, un alivio de metales en canciones mucho más lentas que aquellas de sus proyectos originarios. Aunque tiene a tres veteranos en su integración, esta banda se siente fresca:

Reconocemos y aplaudimos cuando un músico sabe que las ideas que trae en su cabeza no tienen la identidad de la banda en la que está y decide guardarlas para otro nombre. Llámese Thom Yorke (Radiohead, Atoms for Peace, solista), Damon Albarn (Blur, Gorillaz, solista) y demás genios, confiamos en que no desvíen el sonido de una banda para que tengan congruencia dentro del nombre y la carrera de una banda.

Es el caso con los integrantes de Muzz, que tiene una identidad sonora clara en canciones como “Black Tambourine” y “Bad Feeling”, un folk fresco y brutalmente trabajado, con muchos elementos en equilibrio.

El trío trabajó con D. James Goodwin (Kevin Morby, Benjamin Booker) en la producción, quien logró un trabajo minimalista y cuidado que se nota en temas nada estruendosos pero con mucha fuerza.

La experimentación tiene momentos que para muchos de sus fans podrían ser un tanto innecesarios, como “Chubby Chekcer”, “All Is Dead To Me” y “How Many Days”, pero son la excepción en doce canciones que buscan darle una nueva cara al folk, con efectos rara vez aplicados en el género. Estos amigos hicieron este disco con la calma que les da no tener que vender o probar algo en particular, sino como el vehículo para sacar un lado de folk contemporáneo que disfrutamos bastante.

Hasta Paul nos mostró su lado cursi por acá en Muzz con una canción que guardaremos para el verano que entra, ya que este al parecer permaneceremos encerrados, “Summer Love“:

Foto: Especial

Muzz tracklist

1. “Bad Feeling”

2. “Evergreen”

3. “Red Western Sky”

4. “Patchouli”

5. “Everything Like It Used To Be”

6. “Broken Tambourine”

7. “Knuckleduster”

8. “Chubby Checker”

9. “How Many Days”

10. “Summer Love”

11. “All Is Dead To Me”

12. “Trinidad”