Entrevista con Martin Gore

‘Qué tan diferentes somos de los monos’: Una entrevista con Martin Gore (o el tercer chimpancé)

Platicamos con Martin Gore, guitarrista y compositor principal de Depeche Mode, sobre su más reciente EP titulado 'The Third Chimpanzee'.

Entrevistamos a Martin Gore –de Depeche Mode– con motivo de su nuevo EP como solista. Nos pidieron dejar de fuera las preguntas sobre la banda y concentrarnos en este nuevo material. Enjoy… The Third Chimpanzee!

A finales de los 80 el mundo le pertenecía a Depeche Mode. La banda venía de publicar algunos de los mejores discos de la época como el Music for the Masses, Black Celebration, ni se diga del Some Great Reward (el menos de los tres, para ser justos). Esos tres discos reunieron rolas que ya son clásicos irrefutables, canciones demasiado conocidas, geniales.

Lo que vino después no fue distinto. Depeche arrancó la década de los 90 con el Violator (y con Alan Wilder), considerado como el mejor disco de la agrupación. Fue una locura su lanzamiento.

Andrew Fletcher, Dave Gahan, Alan Wilder y Martin Gore como Depeche Mode en 1987. Foto: Paul Natkin / Getty Images

Violator = Martin Gore

Cuenta la leyenda que la ciudad de Los Ángeles tuvo que costear con 25 mil dólares, a 130 elementos de la policía para poner orden afuera de una tienda de discos donde Depeche Mode estaba firmando. Cristales reventados y personas heridas. En eso se tradujo la efusividad de la gente por un álbum, una banda, un cantante, una serie de sintetizadores y canciones eróticas que hacían comercial lo gótico.

Pero Depeche siempre ha sido más que una banda: un grupo de humanos haciendo música que juega con la artificialidad, y eso es precisamente lo que los hace tan terrenales.

Cada letra y melodía del Violator, fue obra de Martin Gore, a quien proclamamos el genio detrás de Depeche Mode. Por eso, nos da tanto gusto poder compartir con ustedes la breve entrevista que tuvimos con él con motivo de salida de The Third Chimpanzee, su más reciente EP como solista.

The Rise and Fall of Martin Gore or the Third Chimpanzee

Todos somos el tercer chimpancé, incluido Martin Gore. O al menos eso dijo Jared Diamond en 1991, un año después de la salida del Violator, con la publicación de The Rise and Fall of the Third Chimpanzee. De acuerdo con el autor, los seres humanos somos ese tercer mono, y hemos de entender nuestra naturaleza a partir de nuestra herencia animal.

¿Por qué reaccionamos de ciertas formas?, ¿cuáles son nuestros instintos? Incluso lo que creemos meramente humano, como el arte, tiene algo animal, algo salvaje, pues no podemos negar nuestra realidad: somos 98 por ciento monos. Esa teoría de The Rise and Fall of the Third Chimpanzee, se quedó en la mente de Martin Gore por casi 30 años e inspiró, de alguna manera, no sólo el título de su nuevo EP como solista, sino el concepto musical de este proyecto.

Portada de ‘The Rise and Fall of the Third Chimpanzee’. / Foto: Penguin

Así que en conversación con Gore, le preguntamos sobre esto: Somos humanos, pero primero somos parte del reino animal, somos primates. ¿Cómo piensas que nuestra herencia animal no afecta, sino participa en el proceso creativo? Específicamente en la música y en tu música en este EP. 

Es una pregunta interesante, y uno de los puntos que apliqué en ‘The Third Chimpanzee’… Cuando lo leí al inicio de los 90, el libro se llamaba ‘The Rise and Fall of the Third Chimpanzee’, es que sólo 2 por ciento de nuestros genes son diferentes a los de los chimpancés y bonobos. 

Pero obviamente ese 2 por ciento hace una gran diferencia porque, hasta donde sé, sabemos que a los animales les gusta pintar y sabemos que a los monos les gusta pintar. Por eso conseguí que un mono pintara la portada. Pero la música, hasta donde sabemos, no sé de ningún animal que de verdad haga música…

El señor Gore dejó de hablar por una interferencia en el teléfono. Han de entender que nosotros estábamos en la Ciudad de México, y él en algún lugar sin acceso a internet… O al menos eso entendemos ante la insistencia de hacer la entrevista únicamente por teléfono. 

Los monos aulladores y la falta de letras

Sin embargo, la respuesta de Martin Gore es, por decir menos, interesante y científicamente cierta. Las cinco canciones de The Third Chimpanzee, son un reclamo de ese lado primitivo y brutal. Es música hecha por un humano, pero que suena animal en un sentido casi literal. Lo que hace aún más interesante The Third Chimpanzee

Este EP es completamente instrumental, algo que Martin Gore ya había hecho (recordemos MG de 2015 o el proyecto VCMG junto a Vince Clark), pero que ahora cobra mucho más sentido porque gran parte del reino animal, nos comunicamos a través de sonidos. 

Mono aullador / Foto: Getty Images

Pero son los primates los que le dan un sentido especial. Tal es el caso del mono aullador o el mandril que si bien no hacen música, son musicales. Así, en The Third Chimpanzee no hay propiamente una melodía, no letras, sólo sonidos. ¿Pero por qué?

La primera canción de este EP la llamamos Howler’ y manipulamos algunos de mis sonidos vocales, y regresaron a mí sonando un poco como un mono aullador.

Yo voy a Costa Rica bastante seguido durante tiempos normales, y tienen a muchos aulladores allá y los veo todo el tiempo. Eso fue lo que me dio la idea de nombrarla por un mono, esa fue la primera…Ese fue el punto de inicio de este proceso.

Y después, cuando empecé a trabajar en la siguiente canción pensé que sería una buena idea continuar con el sonido vocal casi humano, y tal vez eso podía convertirse en un concepto. Y así fue como la siguiente pieza del rompecabezas cayó en su lugar.

Decidí no usar letras y usar ese tipo de sonidos vocales que no suenan tan humanos. Después me gustó la idea de nombrar el EP ‘The Third Chimpanzee’ para cuestionar qué tan diferentes somos a los monos.

¿Estamos mucho más evolucionados? Eso era en realidad lo que trataba de averiguar.Porque en realidad el libro hace el argumento de que no somos tan diferentes genéticamente, hay algunas especies que son más divergentes como los chimpancés. 

Martin Gore y la experiencia fílmica

No queremos pecar de básicos, y esperamos no lo sientan así. Pero escuchar The Third Chimpanzee, NO es como presenciar un documental sobre naturaleza o un trabajo en video de Jane Goodall (por cierto, vean su documental Jane).

Sino una ficción protagonizada por monos o alguna primera versión de los humanos. Un espacio creado, digamos, por Stanley Kubrick. Y lo primero que se nos viene a la cabeza es la icónica escena en la que aquellos primates descubren la manera de asir las cosas, esa acción que los hizo diferentes al resto de los seres vivos.

Imagen de ‘2001: A Space Odyssey’ de Stanley Kubrick.

Y también, siguiendo en la misma línea de Kubrick, este EP nos lleva por A Clockwork Orange, pero en cuanto a la brutalidad (animal) de su protagonista, la misma que vemos entre primates en la naturaleza.

Así que ante la ola de imágenes que pueden llegar a nuestra mente a través del viaje sonoro de The Third Chimpanzee, mejor decidimos preguntarle cómo funciona: ¿Usó algunas referencias cinematográficas? O fue al revés: ¿Creó su propia experiencia cinemática para hacer este EP?

Sí, creo que es más la segunda, creo que es la forma en la que tiendo a escribir, especialmente cuando estoy trabajando en instrumentales. Cuando escribes letras y le pones vocales a algo, la mayoría de las emociones proviene de lo que estás diciendo y las vocales mismas.

Pero cuando trabajas en algo instrumental, de alguna forma tienes que capturar eso de diferente manera, y para mí eso tiende a ser, de cierta forma, tratar de atrapar algo que es cinemático.

Martin Gore en un concierto de Depeche Mode. / Foto: Mick Hutson / Getty Images

Y sí, nos declaramos culpables: le tuvimos que preguntar si algún día le hará un favor al mundo del cine y participa en una cinta con el score. ¿Se imaginan el mundo de posibilidades para Martin Gore en cualquier género? Creemos, firmemente, y se lo dijimos, que hay muchas películas en este mundo, pero un score de Martin Gore merece una película grande, una gran historia, un gran director y el momento correcto…

Creo que estaría interesado si llegara la película correcta, pero he estado diciendo eso, probablemente, durante 20 años. Porque no sólo tiene llegar eso, sino tiene que llegar en el momento adecuado.

Por ejemplo, si estoy nuevamente en una gira de Depeche Mode y estamos por empezar los ensayos, y alguien viene y me dice “¿Estás interesado en hacer el soundtrack de una película?”. No podría hacerlo porque estaré ocupado por los próximos 18 meses. Tendría que llegar en el momento adecuado, así como ser el proyecto correcto en el que yo estaría interesado. 

Los monos son poderosos

El proceso de composición de Martin Gore siempre ha sido especial. Toma una guitarra, un piano o un teclado, cosas “básicas” para él, y crea una canción. Pero con The Third Chimpanzee fue diferente por el concepto mismo del EP: un concepto filosófico y científico, no artístico y menos musical.

En realidad fue diferente porque siento que ‘The Third Chimpanzee’ está mucho menos centrado en la melodía a diferencia de mi otro trabajo. Es más sobre capturar un tipo de poder, puede ser un poder tribal.

Desde el inicio con ‘Howler’, hay una intensidad en el bajo que inicia, y siento que eso era suficientemente interesante por sí mismo al grado de que que no necesitaba mucha melodía alrededor. 

Un sonido poderoso, mas no violento

De bote pronto, The Third Chimpanzee y sus cinco canciones –”Howler”, “Mandrill”, “Capuchin”, “Vervet” y “Howler’s End”–, suenan bastante agresivas, pero no en un concepto negativo de la palabra. Son duras, son fuertes, brutales, los sonidos chocan entre sí y crean una atmósfera en la que necesariamente un humano no se sentiría cómodo o cómoda.

O al menos así nos sentimos nosotros. E insistimos, esto no es malo, sino que logra sacarnos de nuestra zona de confort y nos pone en un lugar donde dejan de existir las palabras para describir las emociones. Sí, el principio de Martin Gore también es el fin, es el resultado: no hay palabras, sólo poder. ¿Pero realmente hablamos de un concepto violento si nos apegamos al poderío del mono y cómo lo ejercen? 

No estoy seguro si me sentiría cómodo describiéndolo como ‘violento’, en realidad pensaría en algo más como poderoso, tal vez algo que tenga que ver con este concepto de los monos porque los monos son poderosos.

Tal vez es algo sobre eso. Lo que quise capturar y siempre me ha fascinado, es el hecho de que los chimpancés son los únicos otros… La única otra especie que hace redadas violentas a sí mismos. Eso me fascina pero no es algo que tratara de decir ahí porque también sé que son excepcionales, muy amorosos y amables. 

El origen, el principio y el fin de las cosas

Con The Third Chimpanzee hablamos de algo que se siente como el origen de todo, esa primera versión de un ser humano: somos animales y después somos humanos y este EP es eso. Somos brutales y poderosos, y creemos que esa es la mejor manera de describirnos como seres. ¿Pero qué hay de un músico, de un creador, de un compositor?, ¿cómo describiría Martin Gore su propio origen como artista?

Empecé muy ingenuo, considerando que llevo mucho en esto ahora. He estado en una banda por más de cuarenta años, así que (inaudible)…

Creo que aprendí en el camino que me gustan las cosas prematuras y no me gustan las cosas que se vuelven demasiado complicadas. Creo que no necesitas complicarte demasiado para capturar emociones. 

Top Relacionadas