Llegó el momento. Björk trajo su show Cornucopia a México y ha resultado ser toda una experiencia en carne viva para todos los asistentes. Bien se sabe que este concierto es una oportunidad única, pues vaya… no por nada se abrieron cinco fechas en el Parque Bicentenario para que la artista islandesa compartiera su talento con todos los mexicanos.

Músicos de primer nivel –y de todas partes del mundo– son los que acompañan a la intérprete de “Army Of Me” para la presente gira. Pero qué creen, los coros no, pues Björk trabaja con talento nacional (por cada país, generalmente) para esta sección de voces. Y México no fue la excepción.

bjork

Foto: Santiago Felipe

¿Se imaginan trabajar con Björk? ¿Estar en los ensayos viendo a la islandesa haciendo lo que mejor sabe hacer? Pues eso fue una realidad para Staccato, el grupo de coros de la UNAM, quienes fueron los elegidos para los shows de Cornucopia en México.

Cabe mencionar que el maestro Marco Antonio Ugalde es el fundador del coro Staccato, sin embargo, para estos shows fue el maestro Odilón Chávez el encargado de dirigir a dicho coro (importante mencionar que trabajaron en conjunto durante los ensayos).

En Sopitas.com tuvimos la oportunidad de platicar con el maestro Odilón Chávez y nos contó lo que significó trabajar con Björk, así como su lado más humano y su genialidad musical.

– Odilón, ¿cómo fue el acercamiento con el equipo de Björk?

Mira, esta es la segunda vez que trabajo con Björk. Esta vez ya me llamaron directamente de su producción, me llamó su Production Manager porque hace dos años cuando vino con su gira acústica –que era nada más ella con una orquesta de cuerdas–, me buscaron a mí para armar la orquesta, ensayarlos, dirigirlos y todo el rollo, y ya cuando llegó el equipo de Björk, trabajar con ellos. El resultado fue bastante bueno.

bjork-mexico

Foto: Santiago Felipe // La orquesta mexicana junto con Björk, a punto de salir a Ceremonia 2017

Y para esta vez con Cornucopia, Peter (Production Manager) me contactó y me dijo que si podía hacer básicamente lo mismo pero con coro, y ese fue el acercamiento con Björk y su gente.

– Y ustedes solo están para los conciertos en México, ¿es correcto?

Es correcto. En Nueva York tuvo un coro de allá, en Reikiavik usó el Coro Nacional de Islandia si no me equivoco, y va a ir a Londres y a Irlanda también. O sea, en todos lados usa un coro local.

– Ahora sí platícame del coro, ¿cómo funcionó todo para estos shows?

Esta vez todo funcionó distinto a la vez anterior (2017). Hace dos años no me pidieron una orquesta armada, me dijeron “tú arma una orquesta, tú dirígelos, tú ponlos correctos“, y esta vez no. Esta vez querían un coro ya hecho, más no ensamblar voces. Yo les ofrecí un par de coros con los que he trabajado súper bien, la única especificación era que querían un coro juvenil o de estudiantes. Así fue como les conseguí a un coro llamado Staccato que es el coro estudiantil de la UNAM, y bueno… ha sido una maravilla. Los chicos están súper emocionados, le echaron todas las ganas, muchísimos de ellos son fans de Björk, entonces bueno… ya te imaginarás la alegría que les dio a ellos.

Foto: Santiago Felipe // Coro Staccato de la UNAM antes de salir al show

En cuanto al trabajo con el coro, Marco y yo trabajamos en conjunto. La gente de Björk me mandó las partituras del coro, Marco, haciendo un trabajo excelente, las montó con el coro, y yo las supervisé y detallé con ellos. Además estoy haciendo la coordinación del coro en los shows.

– ¿Y cuál dirías que fue tu mejor experiencia de trabajar con Björk? Tanto la tuya, como lo que has visto con el coro que diriges

Ha sido sensacional. Cuando te topas con alguien de la talla de Björk, que es icónica, líder de opinión, artista pura, que cada trabajo que hace es muy entregado y que no se está fijando en las ventas, todo sale natural porque está diciendo lo que ella quiere decir, y así es en su vida.

Cuando me la presentaron por primera vez hace dos años, llegué a casa y le comenté a mi hija de “¿qué crees? me fue muy bien pero la única mala noticia es que creo que le caí mal a Björk“. Jaja, ni me peló, me volteó a ver así como de “ah sí, tú“. Y al día siguiente, resulta que terminamos los ensayos con la orquesta y se acerca muy amablemente y me dice que si después de comer nos podemos tomar un café. Estaba ella, su director musical de aquel entonces, y otro gran director de orquesta. Empezamos a platicar y yo dije: “bueno, seguramente va a querer ver cosas del ensayo“, y no, terminamos hablando de sus hijos, y yo de mi hija, me platicó a dónde se iba a ir de vacaciones y todo. Vaya, resultó ser una persona muy cercana y humana. Ahí te das cuenta que los más grandes son los más sencillos.

Y esta vez (2019) lo mismo. Llegó, y pues imaginé que ni me iba a reconocer porque ya habían pasado dos años sin vernos, y por el contrario, me la encontré en un pasillo de frente y me saluda súper cálida. Me pregunta por mí y por mi hija, me dice: “¿te acuerdas cuando platicamos de nuestras hijas en aquella ocasión?“, y hasta me presentó a su hija que iba con ella. Súper linda. Obviamente con su equipo de seguridad porque pues sí es una artista bastante grande, pero ha sido padrísima la experiencia.

Bjork

Foto: Santiago Felipe

– Ya nos platicaste del lado humano de Björk, ¿ahora qué podrías decirnos de su genialidad musical?

Te voy a decir algo que pensé la primera vez que vi el show de Cornucopia. De verdad, lo primero que me salió fue “esta mujer no es de este planeta y este show es del año 3000“. Tan tan. Esta mujer sabe música, entró a la escuela de música en Islandia a los 6 años. Entonces alguien que está desde esa edad metido en la música, para cuando tiene 15-16 ya son multi-instrumentistas, ya tienen una habilidad más desarrollada. No voy a decir que tienen más talento, pero sí diré que tienen una habilidad mucho más desarrollada. Aquí y en muchas partes del mundo empezamos mucho más tarde, o los que empezamos más temprano es por clases particulares o por tu cuenta.

bjork

Foto: Santiago Felipe

Lo que yo siento artísticamente de Björk es que sabe perfectamente lo que quiere, no está tratando de quedar bien con nadie. Ella no tiene esas ataduras, sabe muy bien lo que quiere decir. Es una persona que sabe delegar, eso nos tocó verlo. Por ejemplo, en este show de Cornucopia, ella abre con el coro mexicano cantando una pieza previa –como un preshow–, es una pieza que ella quería escuchar para aprobarla y decidir si entraba al show, pero tuvo un problemilla en el avión y llegó un poquito enferma, entonces no pudo ver al coro cantar esa canción. Y el mero día me dicen “oiga maestro, posiblemente no habrá preshow porque Björk no lo ha visto y ella debe aprobar todo“. Y su mano derecha, que se llama James Merry, quien es un tipazo también (él le diseña las máscaras), sí escuchó al coro; de pronto llegan y me dicen que siempre sí, que James dijo que sí. Y fue como “wow, esta mujer no lo ha escuchado, pero confía en su equipo y sabe delegar“. Ella es muy de preguntar a su gente.

En toda esta parte musical, además que es una mujer muy creativa y que tiene muy bien vista su meta, es una mujer que tiene mucha preparación y mucha técnica. Por ejemplo, hace dos años estábamos en uno de los ensayos, y yo escuché en cierta pieza que uno de los cellos tocó una nota un poco baja. Hice la anotación, y después volteó Björk y me dijo “oye, un cello está un poco bajo, ¿verdad? No me acuerdo si fue el 3 o el 4“, y dije “ah, caray, esta mujer sí sabe“, y traía la partitura el mano. Así tal cual. Es cuando agradeces trabajar con gente tan preparada.

– Wow… creo que lo único que nos falta es que, desde tu punto de vista, o de lo que has visto de la audiencia, ¿qué le dirías a la gente para que vayan a Cornucopia?

Fácil, es una experiencia imperdible que todos debemos poder ver. Hay conciertos que tienen un mensaje y un trayecto, este es uno de ellos. Está diseñado de punta a punta, no hay intermedios o puntos flojos. Es un camino perfecto. Trae un mensaje muy positivo más allá de lo musical. Este es un show que está promoviendo la consciencia hacia el planeta, es un show que está promoviendo la consciencia del individuo como tal, por sobre las corporaciones o los gobiernos. Eso a mí me parece que lo hace de gran valor. Aquí no hay nacionalidades, aquí hay equipo con un mensaje global.