Es imposible no pensar que esta fecha suponía ser una fecha de orgullo nacional. Desde que somos niños se nos inculca que cada 16 de septiembre debemos celebrar el arrojo de aquellos héroes que nos dieron patria y libertad. ¡Viva Hidalgo!, ¡Viva Morelos!, ¡Viva Josefa Ortiz de Dominguez! Y sobre todo, ¡Viva México! Sin embargo, ¿qué es México o qué es lo que gritamos, cuando gritamos “Viva México”?

La respuesta es obvia y muchos estarán pensando que claro, celebramos a nuestro país. Ese país que cuenta con grandes reservas naturales, con gente que se rifa, trabaja y que es noble. Ese país, del que -seamos honestos- cada vez queda menos.

Es por eso que no puedo dejar de pensar ¿qué gritamos, cuando gritamos Viva México?

Si es la independencia deberíamos recordar entonces que los héroes que hoy vitoreamos, dieron la vida por hacer de esta tierra, un lugar más justo para sus todos habitantes. Para darnos derechos y libertad. Dos conceptos que parecen peligrar en el México de hoy en día.

La falta de empatía, la prepotencia, corrupción e impunidad, han hecho que este país que en teoría celebramos, se convierta en un lugar desesperanzador.

En el día en el que debemos gritar “viva México” nos enteramos de que, tras siete días de búsqueda, Mara Castilla fue asesinada por el chofer de Cabify que tendría que haberla llevado a casa. Y no, no es un feminicidio más, es un feminicidio que, por si se nos había olvidado, nos confirma los datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminismo, que señala que cada día, SIETE mujeres son asesinadas en nuestro país y apenas una cuarta parte de estas muertes son investigadas por las autoridades como feminicidios. “Por qué salió tan tarde, por qué andaba sola, porque se vestía provocativamente, porque “algo habrá hecho”…. Según cifras oficiales, en el 2015 se registraron al menos 2,500 feminicidios en México.

Pero la muerte de Mara no es la única que lamentamos este día, pues Carlos Muñoz Portal, asistente de producción de la serie Narcos, de Netflix, también fue asesinado en el Estado de México, mientras buscaba locaciones para rodar en la zona. Una localidad que, por cierto, es la que registra más homicidios en todo el país. Y si hablamos de homicidios, entonces tenemos que mencionar también los constantes “récords” que se han batido en México en el presente año: en marzo mil 93 personas fueron asesinadas, en junio fueron más de 2 mil 200 personas las que perdieron la vida de forma violenta. Para julio mil 113 y las cifras siguen, siguen y siguen. Tal vez por que los asesinos saben que en un México plagado por la impunidad son pocas las posibilidades de que puedan ser condenados.

Periodistas Asesinados en Mexico

Un recuento de los 106 periodistas asesinados en nuestro país en los últimos años. Cortesía: Articulo 19

La misma impunidad que ha permitido que los constantes “malos entendidos” y sospechas de corrupción hayan plagado al gobierno federal. Desde la Casa Blanca, hasta el millón de dólares que que ocultó el expresidente del Congreso, Francisco Agustín Arroyo Vieira en un banco de Andorra, curiosamente, el mismo banco desde el que Odebrecth pagó millones en sobornos a presidentes y funcionarios de más de 10 países de América Latina. Sobornos que, según señala una investigación del Quinto Elemento Lab, pudieron llegar hasta el exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya, a quién se acusa de recibir al menos 10 millones de dólares como agradecimiento por su ayuda para obtener contratos.

Pese a las sospechas, ninguno de los funcionarios ha sido cesado o investigado. Por el contrario, la lista de “malos entendidos” se ha ido acumulando, tal y como lo demuestra la Estafa Maestra que destapó Animal Político, así como la gasolinera del cuñado de Luis Miranda, el flamante secretario de desarrollo social, en la que venden Huachicol.

Corrupción gobernadores y funcionarios

En escasos días se cumplirán 4 años de la desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa sin que a la fecha se sepa a ciencia cierta que pasó, donde están y quiénes son los responsables de esta desaparición.

De los desastres naturales y la forma en la que los políticos no se han cansado de lucrar con ellos una y otra vez no hace falta hablar mucho, sino simplemente ver y escuchar a los que han estado ahí, “despeinados y mal arreglados”. Pero también hay que decirlo, no todo es culpa de los políticos, nosotros como sociedad llevamos nuestra parte de responsabilidad al tolerarlos y, sobre todo, al imitarlos o ¿qué me dicen de los “colmilludos” que emplacan sus coches en otros estados para no pagar tenencia?  ¿Y de los que se inscribieron al maratón, para na’más correr un cacho y llevarse su medalla?

Damnificados Sismo Oaxaca

Los daños del sismo en Oaxaca

Viva México, pero ¿cuál México? Y la pregunta no tiene otro sentido más que el reflexionar lo que es México hoy y sobre todo, cuál es el México en el que queremos vivir los próximos años: en el de la ciudadanía consciente, unida y solidaria, o en el de la sociedad indiferente y descalificadora, porque “no me pasó a mí, no lo conozco”, “seguro andaba en algo” o “son chairos que quieren desestabilizar al gobierno, pónganse a trabajar”.

En 1810, los héroes de Independencia lucharon para darnos patria y libertad, y para honrar su lucha, y por consiguiente a nuestro país, necesitamos hacer algo más que simplemente gritar, viva México.