Mientras Tanto

Así confunden las mujeres a los hombres “con los que no quieren nada”

No queremos generalizar, pero “la burra no era arisca, la hicieron”, y eso aplica con muchas mujeres que alrededor del mundo han jugado con los sentimientos de muchos pobres e indefensos hombres cuyo único delito fue querer amarlas.

No queremos generalizar, pero “la burra no era arisca, la hicieron”, y eso aplica con muchas mujeres que alrededor del mundo han jugado con los sentimientos de muchos pobres e indefensos hombres cuyo único delito fue querer amarlas.

“Desamor” o “Friendzone”, denle el nombre que quieran, el resultado es el mismo: Pobres diablos que nos encontramos confundidos después de que nuestro corazón se ilusionó con una dama que nos dio alas y después resulta que nel, que nosotros malinterpretamos las cosas y que ellas en realidad nos ven… como sus amiguis.

Y no señoritas, ni pongan esa cara de extrañadas u ofendidas porque muchas son especialistas en confundirnos. Debería darles vergüenza.


Por eso queridas sopicuatas, para que no vuelvan a salir con la cantaleta de “no sabía que me veías de otro modo, nunca te di motivos”, les diremos los gestos o acciones que deben evitar cuando se encuentren con amigos a los que sólo consideran eso: amigos.

Pongan atención:

Eviten tocarlos más allá de lo necesario

Quizá para ustedes el contacto físico sea de lo más natural, pero para el #ForeverAlone que muere de amor, cualquier rozón puede desencadenar la pasión más intensa.

No los usen como choferes

Por más que necesites que alguien te lleve o traiga de un sitio a otro, evita pedirle algún aventón al amigo que te ve con ojos de borrego drogado. Y es que entre más tiempo pases con él más lo ilusionarás. Entonces, no seas floja ni coda, y pide un taxi o usa transporte público.

No les pongas nombres ridículos 

Los hombres no somos mascotas y los apodos tiernos nos repatean las bolas. Sólo los soportamos cuando provienen de la “creatividad” de la mujer que nos trae cacheteando las banquetas. Si no vas a darle entrada al puchungi, mejor deja de dinamitar su dignidad.

Evita la frase maldita

“Ojalá todos los hombres fueran igual de lindos que tú”, nunca, pero nunca, le digas esta frase a uno de tus amigos si no quieres que empiece a verte con otros ojos. Sobre todo si lo haces después de quejarte de lo cruel y despiadado que es tu novio actual.

No lo hagas tu genio de la lámpara

“Tus deseos son órdenes”, suelen decir los genios de las lámparas maravillosas. Un chavo atrapado en la #Friendzone en cierta forma es lo mismo. Basta con que su dulcinea insinúe que quiere un disco, ir a un concierto o comprar un bolso, para que el pobre diablo mueva cielo, mar y tierra (osea, el bolso de su mamá) con tal de cumplir los caprichos de su chica. Bueno, amiga.

El síndrome del “Peor es nada”

Se avecina una fiesta, quieres ir al cine o viene la boda de la prima, y no tienes con quién ir. Para estos casos existe tu mejor amigo, sí, ese que se pone nervioso cuando está contigo y que siempre se echa el perfume de Espinoza Paz cuando sabe que va a verte. No importa que ese día juegue su Cruz Azul o que ya había quedado de ir a jugar cartas con sus cuates, siempre dejará todo para acompañarte.

Por si dudaban de su existencia, les mostramos que sí existe el perfume de Espinoza Paz:

No te vuelvas dependientes de los mensajes

Esto ocurre así… el enamorado que se encuentra instalado en la #FriendZone acostumbra a mandarte mensajitos. Te desea buenos días, buenas noches, buen provecho, etc. Tú contestas cuando te da la gana (o a veces ni eso), hasta que un buen día, dejas de recibir mensajes, y claro, te inquieta saber por qué. Cuando te das cuenta, ahora eres tú la que empieza a hostigar a tu admirador hasta que vuelves a captar su atención, y ahora sí, nuevamente lo abandonas a su miserable suerte.

Así hasta el infinito.

Tampoco lo celes

Dice el dicho, y dice bien “Agua que no has de beber, déjala correr”, y eso también aplica en este caso. En cuanto tu admirador muestra interés por otra que no seas tú, te pones loca y no dejes que avance hacia su felicidad. ¿Realmente sentirá algo por mi y por eso se pone celosa?” es lo que piensa él, pero en realidad tú mente dice: “Chin, ya se me va mi dispensador de caprichitos-chofer”.

Más ejemplos… 

Y para que vean que en el primer mundo también sufren, aquí otras quejas de comportamientos femeninos, que confunden a los hombres:

¿Quieren más? También pueden checar esta nota sobre 23 temibles momentos de la Friendzone.

* * * * *

Y ahí le paramos. Al parecer todos somos hijos de la mala vida, nosotros por soportar todo tipo de abusos cuando andamos en la FriendZone y ustedes porque en lugar de preferir a un buen hombre se van con puro gañán, malandro y patán de la peor calaña.

No es por generalizar pero así pasa. “No todas somos iguales Sopitas”, dirán muchas, aunque lo cierto es que todas alguna vez han tenido a un fan al que han despreciado.

Los hombres sufrimos, por eso bebemos, para no enamorarnos.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)