Getty Images

LeBron James y los Lakers visitarán la Casa Blanca una vez que se vaya Donald Trump

Más de cuatro años después, un equipo de la NBA visitará la Casa Blanca, una vez que Joe Biden tome posesión como presidente

Después de una larga espera, la NBA regresará a la Casa Blanca. Los Lakers, equipo campeón de la temporada 2019-20, se reunirán con el presidente de Estados Unidos, aunque no será con Donald Trump, sino con Joe Biden, quien tomará posesión el próximo 20 de enero.

Biden fue certificado como próximo presidente durante la madrugada del 7 de enero, después de una jornada compleja el día 6, día en el que simpatizantes de Trump irrumpieron en el Capitolio de la Casa Blanca.

Las manifestaciones de los “trumpistas” ha dejado provocó la renuncia de los titulares de Educación y Transporte, además provocó protestas en la NBA debido a que ninguno de los oficiales implicados en el caso de Jacob Blake será procesado.

Récord de LeBron James y susto de Anthony Davis en el triunfo de los Lakers en el Juego 4 de las Finales de la NBA

Foto: Getty Images

Sin embargo, tras la confirmación de Biden como próximo presidente, los Lakers volverán a la Casa Blanca, de acuerdo con Yahoo Sports, aunque aún no hay una fecha especifica para esta reunión, aunque se espera que suceda entre marzo y abril, cuando se pronostica una breve pausa para algunos equipos de la NBA tras la primera mitad de la temporada regular.

La tradición volverá con los Lakers

Desde la década de los 80 se convirtió en tradición que los equipos campeones visiten la Casa Blanca. En el caso de la NBA, el campeón asiste cuando le toca visitar a los Washington Wizards, sin embargo, los Lakers no jugarán contra ellos en la primera mitad del calendario.

La tradición se rompió por completo después de que Trump llegó a la presidencia debido a sus políticas migratorias y críticas hacia las manifestaciones de deportistas como Colin Kaepernick.

La historia de la protesta de Colin Kaepernick que le costó su carrera en la NFL

Foto: Getty Images

LeBron James, la principal figura de la NBA, se convirtió en uno de los más fuertes críticos al gobierno de Trump, con quien ha sostenido marcadas diferencias en el terreno político, sobre todo en Cleveland, de donde James es originario.

El último equipo de la NBA que visitó al presidente fueron los Cleveland Cavaliers, de LeBron, en 2016, cuando Barak Obama aún era gobernante, y desde entonces los campeones Golden State Warriors (2017 y 2018) y Toronto Raptors (2019) renunciaron a la tradición.

Top Relacionadas