La mayoría de las industrias son dominadas por hombres. El deporte, entretenimiento y música, en sus puestos directivos por ejemplo, la presencia de las mujeres es mínima, por no decir nula en muchos casos. Sin embargo, la conversación sobre la igualdad de oportunidades sin distinción de género, ya está sobre la mesa y conforme pasa el tiempo, las mujeres se cuelan con mayor fuerza en las tasas de empleo.

Esas conversaciones y debates se generan de muchas formas, pero una de las más importantes es a través de proyectos fílmicos en cualquiera de sus formatos como el último cortometraje de Disney Pixar titulado Purl. Este corto animado está escrito y dirigido por Kristen Lester, y forma parte de SparkShorts, una iniciativa de la empresa para producir proyectos independientes.

‘Purl’, el corto de Pixar sobre la desigualdad de género y las brechas profesionales

‘Purl’

Este cortometraje nos presenta a Purl, una bola de estambre en su primer día de trabajo en una compañía llamada B.R.O. conformada por puros hombres de traje dentro de una cultura, como su nombre lo indica, de bros (hermanos) muy al estilo de un fratboy (fraternidad). Purl llega con la mejor disposición, pero se enfrenta al rechazo por parte de sus colegas al tratarse de algo distinto (mujer). Purl, desesperada, cambia su forma física, vestimenta y vocabulario para poder integrarse, dejando de lado su identidad y personalidad.

Purl plantea varias preguntas relacionadas al tema de la desigualdad de género y las brechas profesionales entre hombres y mujeres. ¿Las mujeres están dispuestas a transformar su realidad con tal de pertenecer a un trabajo?, ¿cuál es la realidad que enfrentan las mujeres dentro de compañías lideradas por hombres?, ¿cuáles son las probabilidades de tener éxito en este tipo de industrias? o ¿valen la pena todos estos tipos de cambios y transformaciones a un nivel personal?

‘Purl’, el corto de Pixar sobre la desigualdad de género y las brechas profesionales

Para Purl, la respuesta es no y el futuro se puede escribir con disposición de ambas partes. Al final del corto, la presencia de Purl ayuda a que más bolas de estambre entren a la empresa y diversifiquen no sólo el ambiente, sino también la calidad del trabajo, la cual estaba marcada bajo una misma perspectiva. A pesar de centrarse en las mujeres y su falta de oportunidades e integración en algunos campos laborales, esta historia también puede aplicarse a otras brechas existentes en el trabajo hacia la comunidad LGBTQ+ o las personas discapacitadas. Por acá les dejamos Purl, el cortometraje de Pixar que vuelve a poner sobre la mesa una conversación que lleva muchos años en proceso, pero que aún no se resuelve: